Estudie menos y aprenda más con estas 7 técnicas

Si usted es de los que estudian demasiado, pero no ve los resultados, puede que lo que necesite sea reforzar sus técnicas de estudio y la forma en la que invierte su tiempo. Pasar horas y horas estudiando no garantizará siempre un profundo proceso de aprendizaje. Para este se necesita mucho más que solo tiempo […]

Si usted es de los que estudian demasiado, pero no ve los resultados, puede que lo que necesite sea reforzar sus técnicas de estudio y la forma en la que invierte su tiempo.

Pasar horas y horas estudiando no garantizará siempre un profundo proceso de aprendizaje. Para este se necesita mucho más que solo tiempo y un montón de libros.

Por eso, le damos estas 7 técnicas con las que puede aprender de forma eficiente y aprovechando al máximo su tiempo y habilidades.

  1. Estudie por periodos de tiempo de 30 minutos. Marty Lobdell, exprofesor de psicología de Pierce College, en Washington, expuso en su reconocido seminario ‘Study Less, Study Smart’ una investigación que probó que a los 30 minutos los estudiantes empiezan a distraerse.

 

  1. Encuentre un lugar especial para estudiar. En el mismo seminario, publicado en YouTube, Lobdell recomienda estudiar en un lugar específico y no en la cama o donde haya un televisor, pues las distracciones serán muchas.

 

  1. Tome notas a mano y no en el computador. Hacer anotaciones a mano le permitirá ser más selectivo con lo que escribe y le ayudará a interiorizar mejor el contenido. Si por el contrario, lo hace en su computador, caería en el error de transcribir grandes textos, en la medida en que puede escribir mucho más rápido con un teclado, concluyó un estudio publicado por National Public Radio (NPR).

 

  1. Aprenda la misma información de diferentes formas. Si no le funciona solo la lectura, pruebe con otras herramientas como videos, grabaciones de voz, actividades u otros métodos. Según un estudio, utilizar diferentes medios estimula diferentes partes del cerebro, lo que hace que varias áreas estén activadas y pueda entender y retener la información, cita la página de Daniel Wong, escritor y especialista en estudiantes y adolescentes.

 

  1. Cambie la forma en la que lee. Incorpore en su rutina de lectura dos técnicas que citan mucho los expertos y que le ayudarán a ahorrar tiempo y a ser selectivo con lo que lee: ‘Skimming’ y ‘scanning’.

 

El ‘skimming’ le será útil a la hora de deducir la idea principal de un texto con solo hacer una lectura rápida del mismo. No debe detenerse en cada detalle, sino por el contrario, hacer una lectura rápida de las primeras líneas de cada párrafo para tener una idea global.

 

Una vez ha leído todo de rapidez y tiene una idea, puede recurrir al ‘scanning’, con el que puede encontrar hechos concretos, palabras o frases clave que está buscando. Puede utilizar esta técnica cuando sabe exactamente qué está buscando y puedes dejar de lado las otras partes del texto, dice University Magazine de Canadá.

 

  1. Revise la información periódicamente, en lugar de llenarse en un solo día.

El escritor Daniel Wong, autor del libro ‘The Happy Student: 5 Steps to Academic Fulfillment and Success’, cita en su página un estudio que afirma que las revisiones periódicas son fundamentales si lo que quiere es mover información de su memoria de corto plazo a la de largo plazo. Indica que las revisiones se deben hacer uno, tres, siete y hasta 60 días después de aprender un nuevo tema.

 

Concéntrese en una sola cosa. Deje de lado el televisor, el uso del celular, el uso de redes sociales u otras cosas que lo hagan distraer de sus labores. Ya habrá tiempo para otras cosas.