Breadcrumb node

Cadete de Policía murió luego de que superiores la hicieran bañar con agua helada

La joven policía murió por un cuadro de neumonía agravado que se habría originado luego de ser obligada a bañarse con agua fría.

Actualizado:
Miércoles, Noviembre 29, 2023 - 10:31
Policía murió luego de que superiores la hicieran bañar con agua helada
Collage

Un caso de claro abuso de autoridad y poder en contra de una cadete de la Policía tiene indignados a la opinión pública en Argentina. Todo es a raíz de la muerte de la joven mujer después de ser obligada a tomar un baño con agua helada.

Le puede interesar: Denuncian maltrato de policías a una habitante de calle en un CAI de Bogotá

Aunque el caso se remonta a 2019, solo hasta esta semana los responsables fueron condenados por la justicia de ese país.

La Fiscalía de Argentina imputó por homicidio culposo a tres jefes de Policías y dos oficiales de la Institución en Córdoba por la muerte de Brisa Ayelén Ponce el 27 de junio de 2019 por un cuadro de neumonía agravado que se habría originado luego de ser obligada a bañarse con agua fría.

Los responsables de estos hechos fueron identificados como la oficial Yohana Alegría, el oficial principal Angel Albelo, el comisario Jorge Rojas, la comisaria Judith Pereyra y el comisario inspector Ramón García. 

El indignante caso

La joven, de solo 20 años, fue internada el 20 de mayo de 2019 en el Policlínico Policial con un cuadro de neumonía y fue dada de alta a los 10 días. 

No obstante, el 1 de junio la volvieron a internar y cuatro días más le identificaron un cuadro de encefalitis. Allí le indujeron un coma farmacológico y el 27 de junio murió de un paro cardiorrespiratorio.

"Si bien se entiende que no fue un hecho intencional, hubo negligencia en su accionar al obligar a que las cadetes se bañen con agua fría teniendo en cuenta las bajas temperaturas y las inclemencias del tiempo”, dijo el abogado defensor de la familia de la joven, Carlos Nayi, a medios en Argentina.

Después de que este caso saliera a la luz pública, otros cadetes confesaron a la familia que se había roto una caldera del lugar y que los alumnos, si bien no eran obligados a bañarse, al estar una semana viviendo en el lugar y por una cuestión de higiene, se bañaron con agua fría. 

Le puede interesar: Revelan detalles hasta ahora desconocidos del atentado en la Escuela General Santander

El delito de homicidio culposo, al que se enfrentan los superiores de la cadete, prevé una condena de 2 a 5 años de prisión.

Fuente:
Sistema Integrado Digital