Petróleo, extracción de petróleo
Ingimage
10 Sep 2019 02:22 PM

Gobierno y gremios exponen sus argumentos a favor del fracking

El Gobierno asegura que precio del gas podría aumentar, lo que haría necesario buscar reservas.
María Fernanda Herrera
María Fernanda
Herrera
@MafeHerreraCif

El Consejo de Estado tiene en sus manos el futuro del fracking en Colombia, actividad que de no conseguir el visto por parte de la alta corte podría generar un impacto en el bolsillo de los colombianos, según dicen el Gobierno Nacional y varios gremios del sector.

Este impacto en el mediano plazo se daría porque las reservas de gas del país han disminuido de tal manera que en diez años se habrán acabado. En consecuencia se debería empezar a importar el combustible, lo que aumentará las tarifas para el usuario final afectando a un importante número de hogares.

"En Colombia hay 9'500.000 hogares que usan gas natural. Eso es más o menos el 70 % de la población y la mayor parte de los usuarios pertenecen a los estratos 1 y 2", afirma Orlando Cabrales, presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas).

Le puede interesar: Presentan desacato por incumplimiento a la suspensión del uso del fracking

Por su parte, la ministra de minas y Energía, María Fernanda Suárez, afirma que es importante mantener la autosuficiencia energética para evitar que el precio del combustible suba de forma significativa.

"El costo del gas en boca de pozo promedio nacional es de 4,5 dólares por millón de BTU y, para la generación eléctrica, nosotros ya estamos importando gas por la planta de Regasificación de Cartagena. El costo del combustible cuesta entre 8 y 10 dolares, osea que el costo del gas importado si puede ser el doble frente al gas nacional", afirmó la alta funcionaria.

Sin embargo, el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos (Andesco), Camilo Sánchez, afirma que el incremento sería menor al que menciona el Gobierno Nacional.

Lea más: Petroleros están a la expectativa frente a decisión sobre fracking

"Eso sería si ya no tuviéramos reservas y en el momento en el que no las tuviéramos tendríamos que traer importado, un porcentaje que no daría un incremento significativo al precio", dijo.

Por su parte el presidente de promigas, Erick Flesh, señaló que hay tres alternativas aparte del fracking para asegurar el abastecimiento del combustible en Colombia.

La explotación offshore toma tiempo, pero seguirá la importación de gas natural líquido que ya es una realidad, además de la opción de Venezuela, que es la más rápida”.

Cifras del sector indican que el desarrollo del fracking podría generar, supuestamente, 250.000 nuevos empleos y le aportaría a la economía colombiana alrededor de 20 billones de pesos en regalías e inversión.

Fuente
Sistema Integrado de Información