Lizcano
Colprensa
1 Sep 2022 02:53 PM

Gobierno Petro denunció que en Presidencia de Duque se gastaron $4.5 billones en nóminas paralelas

Las nóminas paralelas se detectaron entre 2021 y 2022.

El Gobierno de Gustavo Petro denunció ante la Fiscalía General de la Nación que en los dos últimos años de la presidencia de Iván Duque, se gastaron 4.5 billones de pesos en nóminas paralelas. 

El director del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (Dapre), Mauricio Lizcano, denunció ante la Fiscalía General que en entre los años 2021 - 2022, se hicieron más de 4 billones de pesos en contratos de prestación de servicio que por si mismos no son corrupción pero si son ‘contratos corbata’.

“La corrupción tiene muchas facetas, una de ellas son las nóminas paralelas, el señor Presidente lo anunció y ustedes saben la orden de acabar con las nóminas paralelas del Estado”, afirmó. 

Lizcano agregó que “entregué los documentos que hemos encontrado sobre las nóminas paralelas para que en la armonía de la colaboración del Estado, todos unidos luchemos contra este tipo de actividades que pueden ser o no consideradas como corrupción pero eso ya lo determinarán los jueces”.

Lizcano dijo que este tipo de contratos generan despilfarro de dinero, “entre el año 2021 y 2022 se han gastado 4.5 billones en en contratación de prestación de servicios, qué es una cifra que a nuestro juicio es escandalosa”. 

Le puede interesar: Reforma tributaria: MinInterior dice que no busca presionar al Congreso para que la apruebe

Explicó que entre los contratos encontraron, en muchos,  objetivos de los mismos que son similares a los que ya cumplen los funcionarios públicos, es decir que se hacía doble contratación.

También se detectó que no había control en la supervisión de los contratos “hay personas que tienen muchos contratos y es difícil que una persona que tiene 4 o 5 o muchos contratos a la vez, pueda cumplir”. 

Ante el Coordinador de asuntos políticos de la dirección especializada contra la corrupción de la Fiscalía, Lizcano precisó que “no todos los contratos de prestación de servicios,  son corrupción, estamos hablando de los contratos de personas que no van a trabajar es decir ‘corbatas’ dentro del Estado”, dijo para finalmente insistir en que  muchos contratistas “no van a trabajar” y sí recibieron los pagos.