Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40
Colprensa
9 Sep 2020 11:42 AM

Hijo de ‘Jorge 40’ renunció a su cargo en Mininterior como director de Víctimas

La renuncia se produce ad portas de que el exparamilitar sea deportado a Colombia.
Daniel Jerez
Daniel
Jerez
@DanielJerezP

Jorge Rodrigo Tovar Vélez, quien es hijo del exjefe paramilitar alias ‘Jorge 40’, presentó su renuncia a la Dirección de Víctimas del Ministerio del Interior.

Tovar habló con la ministra Alicia Arango y adujo razones personales para dejar su cargo como la persona que articulaba toda la política de atención a los afectados por la violencia en esa entidad.

Le puede interesar: Lo llevan al CAI de Villa Luz a pegarle hasta matarlo: tía del abogado muerto

Sin embargo, fuentes oficiales confirmaron que Tovar seguirá trabajando en el Ministerio del Interior ejerciendo otras funciones. Tovar Vélez está contratado en esa cartera como asesor y según se indica, se le asignarán trabajos transversales con otras entidades.

Su permanencia en el cargo como coordinador del Grupo de Víctimas había sido cuestionada duramente por algunos sectores políticos que lo consideraron como una burla a quienes han padecido el conflicto en nuestro país, teniendo en cuenta todos los crímenes cometidos por su padre.

Precisamente, la renuncia de Tovar Vélez se da días después de que se conociera que el exjefe de las autodefensas, Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’, será deportado a Colombia a finales de septiembre.

En contra de Tovar Pupo hay 35 órdenes de captura y 38 medidas de aseguramiento y por eso las víctimas están a la espera de que esclarezca los hechos y responda por sus delitos en el país.

Lea además: Fallo sobre Petro no afecta la pérdida de investidura, aclara Consejo de Estado

El alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, había confirmado que el Gobierno Nacional está adelantando todas las gestiones ante la justicia de los Estados Unidos, para que el traslado de ‘Jorge 40’ se dé lo más pronto posible.

Precisamente, en el Congreso de la República fue radicado un proyecto de ley que le permitiría a los exparamilitares acudir a la JEP (Justicia Especial de Paz) en calidad de comparecientes para que cuenten toda la verdad e incluso puedan recibir beneficios de la jurisdicción transicional.