Sin-título1.png
Colprensa
14 Feb 2018 10:50 AM

Dos extraditables piden rebaja de condena para testificar en casos de Álvaro Gómez y Santiago Uribe

Álvaro Uribe solicitó a la Fiscalía General tramitar ante las autoridades norteamericanas la reducción de la condena que pagan en ese país dos extraditables. 
La
Fm

Los hombres aseguraron tener información relevante para contribuir en las investigaciones que se siguen para esclarecer el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado y el proceso contra Santiago Uribe, por supuestos nexos con paramilitares.

Dicha solicitud fue realizada por Uribe Vélez en una diligencia adelantada ante el despacho de la vicefiscal general María Paulina Riveros y un fiscal especializado de Derechos Humanos.

El congresista señaló que los dos potenciales testigos para estos procesos fueron identificados como Ramón Quintero Sanclemente, alias Rasguño, y Diego Pérez, alias Rastrojo, quienes fueron extraditados durante su gobierno.

Asimismo sostuvo que ambos testigos aseguraron que el proceso adelantado contra Santiago, como supuesto promotor del grupo paramilitar 'Los 12 apóstoles', hacía parte de un complot contra el exmandatario por las extradiciones que ordenó cuando fue presidente dela República y por la política de gobierno que aplicó contra el narcotráfico.

En el caso de alias Rasguño, quien, al parecer, hacía parte de los carteles del narcotráfico en el Valle del Cauca, señaló que este extraditable también le confesó que está dispuesto a rendir una declaración bajo juramento en torno al crimen del líder conservador Álvaro Gómez Hurtado, ocurrido en noviembre de 1995.

Agregó que los hombres también señalaron tener información sobre el supuesto dinero que “habría pagado el narcotráfico a asesores del gobierno Santos y la probable transferencia de esa suma a deudas de la campaña Santos, que habían quedado sin saldar del año 2010”.

Por otra parte, el senador Uribe entregó a la Fiscalía una declaración extrajuicio del extraditado paramilitar Diego Fernando Murillo Bejarano, alias Don Berna, recluido actualmente en una cárcel de Miami.

El hombre aseguró que no le consta ni tiene pruebas que comprometan al expresidente con la muerte de Pedro Juan Moreno, quien falleció el 24 de febrero de 2006 en un accidente aéreo en la zona de Urabá cuando realizaba campaña para llegar al Senado de la República.