Nueva York, Time Square
AFP
30 Ene 2021 01:00 PM

Inversiones chinas crecen en Norteamérica pero México pierde la oportunidad

Las inversiones chinas crecieron 40 % en los países ricos de Norteamérica en 2020.
agenciaefe
Agencia
Efe

Las inversiones chinas crecieron 40 % en los países ricos de Norteamérica en 2020, revela un reporte de Baker McKenzie, pero expertos advierten que el Gobierno mexicano desaprovecha una oportunidad histórica porque no ha podido atraer a estos inversores.

"Existe mucho el interés y la tendencia va hacia captar más inversiones chinas, pero faltan ingredientes en la fórmula para que se capitalice de forma mucho más exitosa", comenta este sábado a Efe Tonatiuh Salinas, presidente del Comité de Promoción y Atracción de Inversiones del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

Mire acá: Preocupación en Centrales Obreras por cifras de desempleo en Colombia

La firma Backer McKenzie reporta que la inversión extranjera directa (IED) de China en Europa cayó 44 % en 2020, a 7.500 millones de dólares, pero aumentó más de un tercio en Estados Unidos y Canadá, hasta los 7.700 millones de dólares.

El representante del Comce lamenta que, pese a recibir "una gran cantidad de empresas interesadas", los últimos datos disponibles muestran una IED de China de 147 millones de dólares frente a 9.000 millones de dólares de Estados Unidos en México en 2020.

Aun así, señala como ejemplo de éxito a la tecnológica Huawei, que empezó a construir su centro de datos el año pasado en la ciudad de Querétaro, en el centro del país.

Lea también: Tasas de interés se mantienen estables en el inicio del año

"Sí veremos algunas empresas aterrizando inversiones en nuestro país. Sin embargo, no en la velocidad y el potencial que existe", expone Salinas.

Socios en espera 

China ha invertido 1.391 millones de dólares de 1999 a septiembre 2020 en México, con un 43 % en manufactura, 15 % en servicios y el resto en otros sectores como minería y comercialización, explicó la subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora, la semana pasada.

El intercambio con China representa 10 % del comercio internacional de México, con un aumento de 11 % de las exportaciones a ese país de enero a noviembre de 2020, ahondó.

China es el segundo socio comercial de México, el tercer mercado de exportaciones y la segunda fuente de importaciones, detalló.

Vea también: Desempleo en Colombia aumentó considerablemente en 2020

"La relación comercial entre México y China todavía no ha iniciado su etapa de crecimiento acelerado y para ambos países puede ser una buena fórmula", opina el representante del Comce.

Desde que hay registros, China solo ha representado 0,2 % de la IED en México, apunta Enrique Dussel, coordinador del Centro de Estudios China-México de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"Es una participación muy pequeña y muy irregular, es decir, de ninguna forma en los últimos cinco o 10 años uno pudiera destacar una tendencia a la alza", sostiene el académico.

Oportunidad desperdiciada

Dussel critica que la retórica de diversificación de mercados y atracción de inversiones chinas en México no se materialice.

Mire también: Ganancias de H&M fueron un 91% menos en 2020 por pandemia

"Se está esperando a que llegue esa inversión y no llega, o llega a cuentagotas y de forma muy irregular. El potencial ahí existe, existía, y cómo va, seguirá existiendo en 10 años", apunta.

El investigador considera que México no ha sabido negociar con las empresas de China, donde existen protocolos específicos y diálogos de alto nivel de Estado.

Asimismo, cree que México debe aprovechar el atractivo que ofrece a empresas estadounidenses y de terceros países ante la reubicación de cadenas de producción por la pandemia.

Vea acá: GameStop: ¿una rebelión de nuevo tipo contra los barones de Wall Street?

"Ni las empresas chinas ni el sector público y privado mexicano se han preparado suficientemente, entonces seguimos comprando esa abstracción de lo que es China y su inversión, pero no se han hecho esfuerzos por actividades y cadenas de valor específicas", argumenta Dussel.

Norteamérica renovada

El atractivo de México trascendió en 2020 cuando la pandemia inició en Wuhan y con la firma del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), destaca Andrei Guerrero, experto del Centro de Estudios China-Baja California.

"Los manufactureros que estaban allá se dieron cuenta de la importancia de deslocalizar hacia otras partes del mundo sus procesos y en ese contexto México ha sido muy atractivo o ha sido un lugar a donde uno esperaría que llegaran las inversiones", manifiesta.

Pese a que la guerra comercial entre Washington y Pekín alcanzó su punto más alto con los aranceles de Donald Trump, Guerrero percibe que las tensiones continuarán con Joe Biden.

De interés: Restricciones de enero en Colombia van a pasar factura en la economía: Asobancaria

Por ello, cree que es momento de que el Gobierno de México actúe, en particular para atraer inversiones en la industria automotriz, electrónica y energías limpias.

"Esas cadenas de suministro que comienzan en China y que abastecen a México, en algunas ocasiones para que sean transformadas las materias primas o los productos intermedios, después van a dar a Estados Unidos, y eso es en realidad un triángulo comercial", describe.