Imagen de referencia.
Archivo.
17 Jul 2020 08:42 PM

Servicios públicos en la Costa Caribe buscan sostenimiento financiero, tras la pandemia

Durante el mes de abril se vivió la etapa más fuerte por disminución en el recaudo.
Iván Darío Duva Ruiz
Iván Darío
Duva Ruiz
@ivanduva

En el departamento del Atlántico y en general, en la Costa Caribe, se ha sentido con fuerza los efectos de la pandemia del coronavirus, producto de las medidas del gobierno del presidente Ivan Duque para hacerle frente a la emergencia sanitaria.

Estos efectos se ha visto reflejados en varios sectores, entre ellos la función de los servicios públicos que asumieron un reto para evitar un desplome en la sostenibilidad financiera, en medio de la crisis. 

En el desarrollo del Webinar 'servicios públicos a distancia, lo que nos enseñó la pandemia', los gerentes de las tres compañías más importantes de la región, como son Electricaribe, Gases del Caribe y Triple A, reconocieron el esfuerzo y las acciones que han adelantado los gobiernos, Distrital y Departamental, en búsqueda de las mejores alternativa avanzar hacia una 'nueva normalidad'.

Le puede interesar: Muere por coronavirus magistrado auxiliar de la Corte Suprema

El gerente de Triple A, Guillermo Peña, manifestó: "Iniciamos el año con mucha energía y hemos seguido igual; sin embargo, nos ha cambiado el estilo de trabajo. Nosotros mantenemos el servicio, 23.8 horas promedio día, infortunadamente hay zonas donde hay daños y se registran arreglos, hay más de mil trabajadores en la calle de manera permanente y tenemos 334 trabajadores administrativos, y hemos logrado mejorar los canales digitales para una mejor atención de los usuarios". 

De  igual forma, el secretario General de Gases del Caribe, Alvaro Acosta, aseguró: "el COVID-19 sí nos cambió las expectativas. El COVID aceleró unos procesos que estábamos trabajando. El año anterior habíamos planificado profundizar el tema de medios digitales, mejorar la página web, que los usuarios tuvieran una mejor manejo en la página 

Mientras que el gerente territorial Atlántico Norte, Ramiro Castilla, señaló que, en el caso de la empresa prestadora de energía, el proceso de la virtualidad se ha desarrollado de acuerdo a las necesidades de los usuarios, con el fin de contribuir para la contención de la enfermedad y que puedan hacer su pago correspondiente o cualquier reclamación. 

Lea además: 'Los Pachenca' buscarían alianzas tras golpes en su contra en la Costa Caribe

Y que el proceso de sostenibilidad empresarial ha sido uno de los puntos más importante, sobre todo por las dificultades en el proceso de recaudo. Triple A, Electricaribe y Gases del Caribe, manifestaron que el mes de abril se constituyó en el periodo de tiempo más duro durante la pandemia.

Guillermo Peña indicó que, "el mes de abril un mes bastante malo, mayo mejoró, junio mejoró y julio comenzó bastante flojo y todo depende como evolucione el tema".

Por su parte, Alberto Acosta, expresó que, "el mes de abril se sintió un golpe muy fuerte, pero hemos vimos un repunte importante que a partir de mayo siendo el recaudo en los estratos 1 y 2 los más difíciles de sobre llevar". 

 A su turno, el gerente de Electricaribe, Ramiro Castilla, indicó que "en el tema de recaudo, la empresa venía con un 86% y una facturación cercana a los cien mil millones de pesos, en los tres municipio del área Metropolitana Barranquilla, Soledad y Galapa, y pasamos a un recaudo del 74 %, con una reducción de 12 puntos porcentuales, representados, cada punto, en una perdida cerca de mil millones que dejamos de recibir".

Sostuvo que "sumado a lo que ha pasado con los demás servicios de reconectar a todos los usuarios de estrato 1 -2 producto de la pandemia ha sido un proceso de sostenimiento". 

Lea además: Capturan en Montería a 24 personas en medio de fiesta clandestina

A futuro y de manera general, los gerentes de la triada de servicios públicos manifestaron que la misión unificada es garantizar los servicios, en medio de lo que se ha considerado la normalidad, con el apoyo de los gobiernos de turno.

Estas actividades deberán estar enfocadas en el proceso de bioseguridad y sostenibilidad financiera, que les permita seguir prestando el servicio y que los usuarios que si pueden pagar sean un pilar fundamental de este proceso. 

Fuente
Sistema Integrado de Información