La iniciativa pretende fomentar la equidad de género.
Ingimage
23 Nov 2020 11:35 AM

Panamericana puso en riesgo seguridad de bebés con un producto, asegura la SIC

La sanción supera los 570 millones de pesos.
Martha Olaya
Martha
Olaya
@Marthaolaya1

La Superintendencia de Industria y Comercio ( SIC) multó con más de 570 millones de pesos a la librería Panamericana, por incumplir las normas que regulan la seguridad de un producto para menores de edad.

El organismo de vigilancia evidenció que la tradicional papelería introdujo en el mercado los productos “set de sonajeros por tres” y set de sonajeros baby, que contenían piezas pequeñas que podían desprenderse y ocasionar asfixia o ahogamiento en los menores de edad, grupo poblacional considerado como muy vulnerables”.

Lea aquí: Murió un hombre tras recibir aparentemente un disparo de un policía

Según las visitas administrativas realizadas por la SIC, se pudo establecer que Panamericana puso en el mercado más de dos mil unidades de estos productos, de los cuales, a la fecha de expedición del pliego de cargos, había retirado 727, quedando en poder de los consumidores un total de 1.688 unidades.

Por lo anterior, la Superindustria determinó que Panamericana “puso en riesgo la seguridad y la vida de los menores con juguetes que en condiciones normales de uso son susceptibles de liberar piezas pequeñas que representan un peligro de asfixia, que no son aptos para niños y niñas de 0 a 36 meses de edad y que representan un riesgo incluso para menores que superen dicha edad”.

Lea además: [Video] Mujeres fueron golpeadas en el rostro tras aparente robo

Igualmente, el organismo concluyó que dicha papelería, “no adoptó las medidas necesarias para impedir que los usuarios finales de los productos vieran comprometida su salud e integridad física, toda vez las advertencias de peligro de asfixia contenidas en el empaque de los productos set de sonajeros por tres (código 519139) y set de sonajeros baby, se encontraban ubicadas en la base de la caja, con una visibilidad mínima y tamaño de texto minúsculo, dificultando de esa manera el acceso a la advertencia por parte de los adultos que adquirían los productos”.