Pistola
ELN, Autodefensas Gaitanistas de Colombia y disidencias de las Farc se encuentran en la zona.
Imagen de referencia de Ingimage
3 Jun 2019 03:16 PM

Masacre en Cáceres, Antioquia, dejó cuatro hombres asesinados

La masacre sería una retaliación por el control de este municipio del Bajo Cauca.
Johanna Ramírez Gil
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

Varios hombres armados llegaron a un caserío en zona rural de Cáceres, ingresaron a una vivienda y sacaron a dos hombres, de 18 y 40 años, a quienes asesinaron.

Además, lanzaron una granada a una casa abandonada. Los vecinos, al percatarse de lo ocurrido, salieron corriendo, pero dos de ellos también recibieron disparos y murieron.

Según las primeras investigaciones, los asesinos llegaron vestidos de negro y en una chalupa. La alcaldesa encargada de Cáceres, Sandra Durán Martínez, confirmó que la masacre ocurrió en el corregimiento Guarumo y otra persona quedó herida en medio de la balacera.

"En el corregimiento Guarumo llegaron unas personas, intimidaron a las víctimas y hubo cuatro muertos y un herido. Las autoridades asumieron las investigaciones del caso", precisó la mandataria local.

Lea además: Encuentran a un cuerpo baleado en un carro abandonado

La primera hipótesis apunta a que el múltiple crimen sería una retaliación del Clan del Golfo contra Los Caparros, por el control del territorio. En Cáceres, así como en el resto del municipio del Bajo Cauca, hay presencia de estos dos grupos armados y del ELN, por el control de las rutas del narcotráfico, la minería ilegal y la extorsión.

Precisamente, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, lidera un consejo de seguridad en esta región, debido a los altos índices de criminalidad.

Le puede interesar: El Bajo Cauca Antioqueño: entre el terror, el miedo e Hidroituango

¿Qué pasa en el Bajo Cauca?

El Bajo Cauca antioqueño tiene una extensión de 8.485 km², llegó a tener una población de unos 400 mil habitantes. Está compuesto por seis municipios: Caucasia, El Bagre, Nechí, Tarazá, Cáceres y Zaragoza; los dos últimos hacen parte del grupo de los municipios más antiguos de Antioquia, fundados por Gaspar de Rodas en 1576 y 1581.

Hoy esta región vive bajo el terror y la incertidumbre. La mitad de sus habitantes se han ido huyendo a la muerte, las amenazas y el miedo que infunden los grupos armados que se disputan el control de los territorios y se lucran de los cultivos ilícitos, narcotráfico, minería ilegal, vacunas y extorsiones.

Fuente
Sistema Integrado de Información