La compañía Odebrecht está asociada a un brutal caso de corrupción en Colombia.
La compañía Odebrecht está asociada a un brutal caso de corrupción en Colombia.
Colprensa
1 Jun 2020 09:20 AM

Los detalles detrás de la renuncia de la fiscal de Odebrecht Amparo Cerón

El fiscal general le quitó el expediente de Odebrecht en marzo. Hay versiones encontradas sobre sus actuaciones en ese caso.
Santiago Ángel
Santiago
Ángel
@santiagoangelp

Este fin de semana se hizo pública la carta de renuncia de la fiscal Amparo Cerón que en los últimos años se hizo célebre por tener en su despacho parte del caso Odebrecht. En marzo de este año surgió una dura controversia entre la fiscal Cerón y el fiscal general Francisco Barbosa, porque este último decidió juntar todos las investigaciones sobre Odebrecht y dejarlas en manos del equipo de fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia.

Le puede interesar: Amparo Cerón, exfiscal del caso Odebrecht, renunció a su cargo

Esa decisión le quitó los avances y los documentos a Cerón y su poder de decisión sobre posibles imputaciones en la investigación que ella había desarrollado. Inmediatamente luego de su relevo, la fiscal le dio entrevistas a varios medios en donde dejó la idea de que la razón del traslado del proceso obedecía a que ella se había convertido en una mujer incómoda para algunas personas en el caso. Además, Cerón aseguró que un accidente ocurrido durante un viaje en Chile que la llevó a estar 10 días en coma por un trauma craneocefálico, fue en realidad producto de un atentado en su contra por el proceso Odebrecht, aunque la investigación del choque en Chile no arrojó resultados. 

Dijo también que le resultaba extraño que le quitaran el proceso justamente cuando había tomado decisiones recientes sobre llamar a declaración a los expresidentes Uribe y Pastrana por su papel en una parte de la investigación que sin ellos habría sido desconocida para el país. Ambos expresidentes pidieron a la Fiscalía investigar el papel de Esteban Moreno y otras dos personas por un contrato ficticio de la Ruta del Sol II con el que habrían entrado dineros ilegales de Odebrecht a la campaña de reelección del 2014. Luego se conoció el testimonio de Andrés SanMiguel que aseguró a la propia Fiscalía que una empresa suya había recibido $ 3.800 millones de pesos de un contrato con la empresa brasileña en la ruta del sol. Ese contrato nunca se ejecutó en realidad y San Miguel testificó que su socio, David Portilla, le pidió que le entregara ese dinero directamente a Moreno, un miembro del Partido Liberal, que recogería días después el efectivo en Bogotá.

La fiscal también había llamado a declarar a Luis Carlos Sarmiento Angulo por su papel de propietario de una empresa que hacía parte del consorcio de la Ruta del Sol. Sin embargo, alrededor de su renuncia se dijo que el fiscal la removía de la investigación por falta de resultados y no porque fuera incómoda para la investigación. 

Le puede interesar: Caso Odebrecht: fiscal general asegura que ningún fiscal es dueño de sus casos 

La investigación sobre Odebrecht se dividió en dos. La fiscal Cerón que llegó a ella en 2016 con la oficina anticorrupción de la Fiscalía liderada por Gustavo Moreno, tenía una parte. La otra fue encargada a los fiscales Daniel Hernández y Álvaro Betancourt. Estos dos fiscales realizaron varios de los acuerdos de principios de oportunidad que permitieron que se conociera más verdad sobre las coimas de Obderecht. El de Otto Bula, en donde se delató a 17 personas a cambio de que le quitaran dos delitos al excongresista, fue un ejemplo. Esa delación permitió la condena al Ñoño Elías y avanzar en investigaciones sobre el llamado grupo de los buldozzer, otros congresistas aparentemente sobornados por Odebrecht.

La fiscal Cerón, según dijo, tenía planeadas varias imputaciones, pero desde el 2016 cuando recibió el caso no hubo ninguna imputación o condena contundente generada en su parte de la investigación.

Este fin de semana Cerón dio a conocer la carta de su renuncia en la que se despide de más de 30 años de carrera. Pero la periodista Vicky Dávila publicó en su columna otra carta que envió Cerón advirtiendo sobre varios de sus hallazgos en el caso.

En la nueva carta la fiscal habla de un documento relevante que habría sido enviado al fiscal encargado Fabio Espitia de parte de la Unidad de Inteligencia y Análisis Financiero en el caso de Esteban Moreno, y que se habría perdido en el camino. La FM obtuvo el documento con el radicado que prueba que la UIAF envió el grafo de su análisis al despacho del fiscal Espitia el 10 de julio del año pasado, y este se lo envió el 11 de julio al fiscal Daniel Hernández que estaba encargado de esa parte del proceso.

Por alguna razón, el fiscal Hernández no conoció ese documento que le fue remitido del despacho del fiscal encargado. Pero fuentes aseguraron que esto podría explicarse por la cantidad voluminosa de información que tenía ese expediente con más de 160 carpetas de información. Sin embargo, con la ausencia de ese documento, el fiscal Hernández desde ese  mismo mes, julio del año pasado, había llamado a imputación de cargos con solicitud de medida de aseguramiento intramural a Esteban Moreno, Andrés San Miguel y David Portilla. La audiencia se aplazó hasta diciembre por movimientos de la defensa de Portilla y en diciembre fue aplazada de nuevo hasta que la pandemia llegó a Colombia y modificó los tiempos de los procesos.

La FM conoció que la hipótesis que iba a defender la Fiscalía en la imputación era inculpar a los tres implicados por el contrato falso que firmó Gistic, la empresa de San Miguel, con la Ruta del Sol II. El propio San Miguel hizo una mención a Simón Gaviria pero la Fiscalía no pudo encontrar más pruebas que lo vincularan con el caso, y a Esteban Moreno se le ofreció un principio de oportunidad para que contara lo que sabía; Moreno rechazó esa posibilidad.

Lea además: Nueva fase de aislamiento: así es el panorama en principales ciudades del país

El otro punto importante de la última carta de la fiscal Cerón tiene que ver con una supuesta solicitud de sus superiores para que archivara la investigación de la campaña de la reelección de 2014. Según la carta publicada por Semana, en una reunión de un comité coordinado por la entonces vicefiscal, Maria Paulina Riveros, a la fiscal Cerón se le pidió que archivara esa investigación con lo que ella no estuvo de acuerdo.

Tres fuentes diferentes consultadas por La FM que estuvieron en la reunión de dos sesiones entre julio y agosto de 2018, aseguraron que fue la propia Cerón la que pidió el archivo argumentando que en el momento de la comisión de los hechos de financiación ilícita de campañas, estos no eran considerados delitos ni estaban incluidos en el código penal, puesto que esa reforma solo la hizo el Congreso hsta el 2017 sin retroactividad.

La misma argumentación se dio para proceder con el archivo de la investigación de la campaña del 2010. Los asistentes de la reunión del comité señalaron que con voto unánime se pidió el archivo, incluyendo a la fiscal Cerón con su firma en un acta del encuentro, por la única razón de que no existían los delitos investigados para el 2014. La FM le envió preguntas a la fiscal sobre esa versión, pero no nos respondió hasta ahora. En su carta dijo que no estuvo de acuerdo y que nunca procedió con el archivo.

En el caso de Odebrecht, el fiscal Barbosa ha dicho que en los próximos meses se conocerán más resultados y que se está revisando la posibilidad de modificar los acuerdos de  principio de oportunidad con personajes como Otto Bula. Fuentes de la Fiscalía dijeron también que esa iniciativa es preocupante por las posibles demandas que podrían darse contra la Fiscalía en organismos internacionales, pues consistiría en modificar los términos de un acuerdo con un delator avalado por un juez de la república. Hasta ahora no se conoce la nueva fecha de la imputación contra Moreno, Portilla y SanMiguel.