Comunidades indígenas
Colprensa (Referencia)
17 Feb 2021 09:51 AM

Gobernación de Risaralda denuncia posible plan de grupos armados para reclutar indígenas

Una delegación de la Defensoría del Pueblo se trasladó a la zona durante varios días y confirmó la veracidad de la situación.
Alvarez
Karol
Álvarez Vélez
@Karolavelez

Inmediatamente se supo sobre la denuncia de la comunidad del resguardo indígena Kitó Dokabú en el municipio Pueblo Rico, al occidente de Risaralda, sobre la presencia de hombres armados que están ingresando a sus territorios, una delegación de la Defensoría del Pueblo y organismos de seguridad se trasladó a la zona durante varios días, concluyendo que la situación es real.

Según la institución estos grupos delincuenciales tendrían intenciones de reclutar miembros de los pueblos ancestrales.

Le puede interesar: Cinco personas fueron asesinadas en Antioquia

De acuerdo con Israel Londoño, secretario de Gobierno de Risaralda, continúan las indagaciones para determinar si los hombres que están haciendo tránsito por los territorios indígenas ubicados cerca a la zona limítrofe con el departamento del Chocó, serían de la guerrilla del ELN o grupos de delincuencia común.

“Quedó confirmado que estas comunidades sí tuvieron presencia de algunas personas que todavía no están identificadas. Lo que buscan estas organizaciones al margen de la ley es reclutar algunas personas que son de estos territorios para que se les facilite más el desplazamiento, porque ellos conocen la zona”, aseguró el secretario de Gobierno de Risaralda. 

Londoño explicó que esta hipótesis, se genera a raíz de los antecedentes que se tienen de la zona limítrofe entre Risaralda y Chocó; “ no podemos negar que el ELN en el Chocó reclutó menores de edad afrodescendientes y de las comunidades indígenas”.

Lea además: Madres de menores reclutados y desaparecidos exigen conocer la verdad

El vocero del gobierno de Risaralda precisó que con este nuevo campanazo de alerta por parte de las comunidades indígenas de Pueblo Rico, las autoridades han asumido el compromiso de reforzar aún más la seguridad en la zona limítrofe entre Risaralda y Chocó, con el fin de impedir que se presenten casos de reclutamiento forzado o que se victimice de otra manera a la población que habita en los resguardos.