Terminal de Transporte de Salitre
RCN Radio - Inaldo Pérez
15 Oct 2020 07:35 PM

Formulan cargos contra dos terminales por presuntas irregularidades de bioseguridad

Desde la entidad afirmaron que en el Quibdó (Chocó) y Socorro (Santander) se habrían violado los protocolos establecidos.
Daniel Arias
Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante

La Superintendencia de Transporte formuló pliego de cargos a las terminales de transporte terrestre de Quibdó (Chocó) y Socorro (Santander) por presuntas violaciones a los protocolos de bioseguridad establecidos para la operación de las mismas, en medio de la emergencia del coronavirus.

Según esa entidad, se habría incurrido en algunas fallas relacionadas con la prevención de contagios masivos de covid-19, en medio de la reapertura que se realiza de los sectores económicos tras superar el primer pico de la pandemia.

Lea también: Anuncian cierres en el Túnel de la Línea por revisión periódica

El superintendente Camilo Pabón explicó que la decisión se tomó por el presunto: “no suministro de información y el incumplimiento de los protocolos de bioseguridad establecidos por el Gobierno Nacional para mitigar la expansión del COVID-19”.

Además dijo el funcionario que esto: “no solamente pone en riesgo la prestación de este servicio público esencial para todos los usuarios, sino que compromete la competitividad del país al provocar ineficiencias en la reactivación económica”.

“Cabe aclarar que la apertura de estas investigaciones de ninguna manera suspende para estas terminales de transporte su obligación de remitir a la Superintendencia la información que les ha sido requerida para el correcto ejercicio de sus funciones”, añadió Pabón.

La Supertransporte aclaró que de ser hallados culpables el Centro Empresarial de Transportes Terminal de Quibdó S.A.S. y la Terminal de Transportes del Socorro S.A.S. podrían ser multadas con hasta setecientos salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Lea acá: Duque urge capturar o dar de baja a alias 'Otoniel'

Los cargos imputados son presuntamente no suministrar la información requerida por la Superintendencia de Transporte relacionada con la implementación y el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y presuntamente incurrir en violación de las normas del transporte establecidas en la Ley, según la Supertransporte.