Pornografía
AFP
6 Ago 2020 11:37 AM

Explotación sexual infantil migró a plataformas digitales: Personería de Pereira

A través de servicios webcam se estarían aprovechando de los menores en la ciudad.
Valeria
Guerrero Osorio
@valguerreroso

La prolongada emergencia sanitaria y las medidas restrictivas a la ciudadanía que se han implementado en Pereira, ocasionaron que ante el bajón de clientes, la explotación sexual infantil haya salido de las calles, para incursionar exitosamente en las plataformas digitales, dificultando mucho más su control.

La denuncia fue hecha por la personera de Pereira, Sandra Lorena Cárdenas, quien indicó que los delincuentes se están escondiendo detrás de las nuevas tecnologías, para seguir abusando de los menores de edad.

Lea también: Empresas no pueden solicitar segundas pruebas a trabajadores que han tenido Covid-19

En los últimos años, el Ministerio Público ha hecho seguimiento a la problemática de prostitución de menores, que se había intensificado en la zona céntrica de Pereira, principalmente a altas horas de la noche, entre el Parque La Libertad y la Calle 13, donde adultos inescrupulosos explotaban sexualmente adolescentes vulnerables a cambio de drogas.

Esta delicada situación desapareció de las calles cuando se decretó la medida de aislamiento obligatorio nacional, pero según la personera Cárdenas, ahora se está obligando a los menores a prestar servicios de entretenimiento sexual a través de internet.

“Hemos estado muy atentos frente a estas circunstancias y observamos que este tipo de delitos han mutado hacia otro tipo de prácticas, por ejemplo, las llamadas webcam, a través de las cuales, infortunadamente, nuestros niños y niñas son explotados. El tema en calle se ha transformado teniendo en cuenta las medidas como el toque de queda”, señaló la funcionaria.

Lea además: Así pasan las noches los médicos en huelga de hambre en hospital de Valledupar

La Personera de Pereira enfatizó en que antes la explotación sexual infantil era una problemática de difícil control debido al anonimato de los proxenetas y la ausencia de los padres de los menores, pero ahora se ha vuelto más complicado vigilarla y controlarla, debido a la falta de regulación de las redes sociales.

Estas modalidades de delito son mucho más complejas de detectar, dependen en gran medida de la denuncia ciudadana, pues para los delincuentes es más fácil mimetizarse a través de estas plataformas que surgen con la implementación de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), y en general, todo este tema de la virtualidad”, aseveró la Cárdenas. 

La Personera de Pereira recalcó que todo acto de tipo sexual que se practique con un menor de 14 años es un delito carcelable, aunque se diga consensuado, pues la Constitución de Colombia no le reconoce como persona autónoma y consciente para tomar decisiones hasta después de dicha edad.