dialogosdepazconelnafplafm1ref1.jpg
Imagen de referencia / AFP
23 Jul 2017 01:52 PM

ELN quiere definir cese el fuego bilateral de cara al tercer ciclo de los diálogos

La guerrilla del ELN aspira a concretar con el Gobierno un cese el fuego y acordar los términos del desminado humanitario en los diálogos de paz.
La
Fm

"Ambas partes tenemos la posibilidad y responsabilidad de dar un paso histórico: concretar un cese al fuego bilateral que brinde al país un apaciguamiento del conflicto armado", indicó la delegación de la guerrilla en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter @ELN_Paz.

Un acuerdo en ese sentido "permitiría aliviar la situación humanitaria de las comunidades en las zonas de mayor confrontación" agregó el ELN, al tiempo que pidió "cesar las agresiones" contra líderes sociales.

Al cerrar en junio el segundo ciclo de los diálogos, ambas partes señalaron que estudiarían si existían condiciones para pactar un cese al fuego bilateral antes de la visita del papa Francisco a Colombia, en septiembre.

El ELN inició la fase pública de negociaciones de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos el 7 de febrero en Quito. Los países garantes del proceso son Ecuador, Brasil, Cuba, Chile, Noruega y Venezuela.

El ELN, última guerrilla activa en Colombia señaló que otras prioridades en la tercera ronda serán los temas sobre desminado humanitario y participación social.

"Otra prioridad de este tercer ciclo será convocar sin más demora a las audiencias preparatorias con el fin de avanzar en el punto 1 de la agenda, 'Participación de la sociedad'. También, acordar los términos del desminado humanitario", indicó.

El tercer ciclo se extenderá hasta la primera semana de septiembre, según el ELN, cuyo jefe negociador, Pablo Beltrán, aspira reunirse con Francisco cuando visite Villavicencio.

Con las negociaciones con el ELN el gobierno de Santos espera alcanzar la "paz completa", tras medio siglo de un cruento conflicto que ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, dejando 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados.