Castigo de niños
Foto: Ingimage
28 Jun 2019 12:15 PM

60% de los padres consideran el castigo físico como método para educar: ICBF

El ICBF advierte que los niños educados con castigo físico sufren de problemas de autoestima y hasta de consumo de drogas.
Daniel Arias
Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante

Aproximadamente el 60% de los padres de familia en el país consideran los castigos físicos contra los menores de edad como métodos de educación útiles, según lo reveló la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), Juliana Pungiluppi.

De acuerdo con la directora de esa institución, varios estudios revelan que los menores que son maltratados como método de castigo, son más propensos a incurrir en conductas antisociales, que quienes no reciben esos castigos.

Lea también: Madre quemó a su hija con una plancha en el Valle porque no le hizo un favor

"Alrededor del 60% de los padres de familia consideran que el castigo físico es un método útil para educar a los hijos, pero hoy el mensaje es que debemos suspender esta práctica", dijo Pungiluppi.

 

Agregó que "la evidencia es que los niños que son educados con castigo físico tienen problemas de autoestima, de consumo de sustancias psicoactivas y son niños que incurren en conductas antisociales".

Desde el Bienestar Familiar hicieron un llamado para que se erradiquen métodos violentos de educación y evitar afectaciones psicosociales a los menores en las familias.

"Más de 50 países han prohibido el castigo físico. Sin embargo, las leyes deben ser de carácter pedagógico y venir acompañadas de una transformación cultural", señaló la directora del Bienestar Familiar.

Vea el video: ¡Milagro! Niña así se salvó de caer de cuarto piso en Medellín 

Según Pungiluppi, "uno de los objetivos de la Alianza Nacional contra la Violencia hacia Niñas, Niños y Adolescentes, es que la sociedad rompa el vínculo en el que se ha naturalizado el castigo físico y humillante como forma de corrección de conductas de los menores de edad".

Esa alianza convocará a la Fiscalía, a la Procuraduría, a la Policía Nacional y al Ministerio de Salud, entre otras entidades para "identificar, proteger y resolver cualquier situación de una víctima por castigo físico, violencia o abuso", aseguró esa entidad.