Un médico habla con su paciente
Todos los intoxicados se encuentran fuera de peligro. Existe alerta en varias clínicas de Cali, en caso de que más personas que hicieron parte del evento, acudan con síntomas de intoxicación.
Ingimage (Referencia)
23 Sep 2019 12:30 PM

Estudio revela que colombianos prefieren preguntarle a Google que ir al médico

Uno de cada cuatro pacientes ven esta como su primera opción, mientras que más del 50% consultan Internet en algún momento.
Mateo Chacón
Mateo
Chacón
@DMateoChacon

¿Cuántas veces, al sentirse enfermo, su primera opción ha sido acudir a su computador o su celular para consultar todos los síntomas? Resulta ser que este es uno de los comportamientos más comunes entre los colombianos.

Así quedó comprobado por medio de un reciente estudio realizado por la plataforma médica Doctoralia, en el cual reveló que el 25% de los colombianos tienen a Google como su primera opción a la hora de consultar el origen de los síntomas, pero que más del 50% acuden a la red para informarse sobre estos temas.

De acuerdo con la plataforma, estos resultados concuerdan con otro estudio realizado hace unos meses, en el cual cientos de médicos fueron consultados sobre este tema. El 78% de los profesionales de la salud participantes manifestaron que sus pacientes recurren a esta misma estrategia.

Lea también: Cada once segundos muere en el mundo una madre o un bebé en el parto

Si bien se trata de de una práctica común, este comportamiento, de acuerdo a varios médicos, es altamente peligrosa. Esto debido a la gran cantidad de información de dudosa procedencia que se puede encontrar en Internet.

"El principal problema de esto es que cualquier persona puede ingresar información a la red, sin necesidad de ser una autoridad en temas de medicina. Esto lleva a la aparición de varios riesgos para la salud", aseguró a RCN Radio el médico Gustavo Durán.

Según Durán, en Google es posible encontrar remedios caseros cuya efectividad no está demostrada científicamente, así como sugerencias de medicamentos y tratamientos sin tener en cuenta los efectos secundarios y contraindicaciones de los mismos.

Lea también: Alerta mundial por vacunas antirrábicas falsificadas 

"Todo esto lleva a que los pacientes puedan ver afectada su salud de manera preocupante, ya que al no contar con una verdadera opinión profesional no se conocen los efectos adversos ni si determinado tratamiento es en verdad el adecuado para cierta enfermedad o dolencia", mencionó el médico.

Y añadió: "A esto se suman los errores de diagnóstico. Un paciente ve ciertos síntomas en línea y los asocia con una enfermedad que en realidad no tiene. Muchos males se determinan no solo con síntomas sino con exámenes de laboratorio. Esto lleva a las personas a seguir un tratamiento equivocado enfocado a una enfermedad que, a menudo, es más grave que la que en realidad padecen".

¿Dónde radica este problema? Según el estudio, el problema sería la impaciencia así como los problemas del actual sistema de salud. Las largas listas de espera para recibir citas de medicina general o con especialistas lleva a las personas a buscar una solución más inmediata a sus dolencias.