14 Mayo 2016 12:43 PM

Expresidente César Gaviria dio garrote y zanahoria en el encuentro liberal

Desde el senador Álvaro Uribe, hasta el procurador Ordóñez y el vicepresidente Germán Vargas Lleras recibieron críticas del expresidente de la República durante su discurso.
En el marco del encuentro del Partido Liberal, que se desarrolla en la ciudad de Bogotá, el expresidente César Gaviria hizo duros señalamientos y cuestionamientos a varios sectores políticos del país. Además, aseguró que el liberalismo llegará con candidato propio a las elecciones del 2018, candidato que tendrá que asegurar la continuidad de una paz estable y duradera.
 
Ante un auditorio lleno, el expresidente César Gaviria inició su discurso cargado de posturas liberales y de “garrote” para la mayoría de los sectores políticos del país. En principio se refirió al expresidente Álvaro Uribe Vélez y advirtió que espera que ese llamado a la resistencia civil sea algo pacífico y no para que se preste para enfrentamientos.
 
Gaviria dijo queojalá la resistencia civil que ha anunciado el expresidente Uribe sea dentro de la ley, y no se preste a los equívocos que se originaron en su gobierno cuando habló de estado de opinión como una amenaza contra las instituciones, y las decisiones judiciales; aparente alternativa al Estado de Derecho, antes del fallo histórico sobre el referendo que autorizaba la segunda reelección”.
 
Gaviria le dijo a Uribe que “para oponerse a la paz no necesita usar las cifras de las Farc y su accionar, amañadas e infladas, ni argumentos jurídicos de derecho internacional carentes de fundamento”.
 
Pese a las críticas a Uribe, Gaviria reconoció que gracias a él se logro debilitar al grupo guerrillero de las Farc, a través de las acciones militares. 
 
Posteriormente, y al referirse al procurador Alejandro Ordoñez, Gaviria indicó “que mal se le ve al señor Procurador repetir monsergas para estimular su candidatura presidencial y no para guardar nuestro ordenamiento jurídico. Le recuerdo que en Colombia quien puede hablar de consecuencias penales del presidente son los jueces penales, la Corte Suprema y el Fiscal. Que yo sepa aún no lo hemos coronado como emperador”.
 
Continuando con su discurso, se refirió al vicepresidente Germán Vargas Lleras al manifestar que sus “arranques” y actitud de seguro las había heredado de su abuelo, pese a esto indicó que hizo “política al lado de su abuelo, Don Carlos Lleras un gran presidente y un señor bravo y cascarrabias. De allí le vienen a Vargas Lleras ese ímpetu a veces incontenible para conseguir sus objetivos. No le va a ser fácil al presidente Santos acabarlo de amansar porque a veces corcovea, y parece más un potro cerrero que un brillante estadista”, aseguró.
 
Pese a esto, dijo que reconoce la labor de Vargas Lleras al frente de las tareas encomendadas por el presidente Santos. “Tengo un gran respeto por el señor vicepresidente y debemos reconocer en él un gran ejecutor, que ha realizado cabalmente la tarea de infraestructura que el presidente Santos le asignó”.
 
Gaviria no paro allí y se refirió al presidente Juan Manuel Santos, a quien también le premió, pero criticó duramente al referirse a una episodio para la elección de la terna para Fiscal. El expresidente dijo que este fue un “impasse” el cual se exageró y se dio una tormenta en un vaso de agua.
 
“Aunque yo sé que en la Casa de Nariño siempre me va mal, me dejé convencer de Serpa de acompañarlo a hablar de la elección de Fiscal General. Fuimos con un mensaje simple y sencillo: presidente no se deje presionar de manera indebida para hacer su terna de Fiscal. Lo acompañaremos en la que usted haga sin poner condiciones partidistas de ninguna naturaleza” dijo.
 
“Creo que ha llegado el punto en que mis sugerencias hechas de la manera más respetuosa no son consideradas sino que ni siquiera merecen atención y aun molestan, así estén adornadas de un trato amable y cierta benevolencia, agregó Gaviria.
 
"No tengo problema alguno en no tomar tiempo valioso del presidente Santos. Mi presencia en esos parajes de la Casa de Nariño parece hoy incomoda, irrelevante”, por lo que aseguró que continuara apoyando a Santos desde la llanura, pero usando el derecho que tiene el liberalismo para reclamar y disentir o discrepar.
 
El exmandatario de los colombianos, se refirió también a la a canciller María Ángela Holguín y dijo que de ella, de manera sistemática, ha recibido malos tratos. “Sé bien que no hago parte de la esa vieja aristocracia  con su frivolidad y su sentido de superioridad; es tal vez por lo que sistemáticamente recibo maltrato de la señora canciller, sin razones que estén al nivel de mi comprensión. Tal vez sea para ella yo un simple provinciano, expresión con la que tantas veces se me descalificó en mi carrera política, pero de la que me siento orgulloso” aseguró.
 
Gaviria se refirió a las elecciones del 2018 y dijo que el Partido Liberal deberá ir a las elecciones luego de revisar con serenidad y concentración que el camino de la paz se consolide con el nuevo Gobierno.
 
Finalmente, hizo un llamado al partido frente a la elección de un nuevo presidente del Partido Liberal para seguir apoyando a quienes han llevado la presidencia del partido y aseguró que la dirección bicameral, presidida por Horacio Serpa y Fabio Amín "ha cumplido su labor con talante liberal y mucha paciencia y tolerancia. Y que es el momento de darles un voto de confianza, si ustedes así lo disponen”
Fuente
Sistema Integrado Digital