Claudia López y Antonio Navarro Wolff en rueda de prensa en Bogotá
Claudia López y Antonio Navarro Wolff en rueda de prensa en Bogotá
Colprensa
7 Mayo 2019 12:23 PM

Consejo de Estado dejó en firme investidura contra Claudia López

"No existen méritos para decretar su muerte política", afirmó el alto tribunal.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

La Sala Plena del Consejo de Estado dejó en firme la investidura de la exsenadora, Claudoia López Hernández. El alto tribunal consideró que no existen méritos para decretar su muerte política. 

En la discusión llevada a cabo este martes, la Sala consideró que los hechos por los que fue demandada la investidura de la actual candidata a la Alcaldía de Bogotá ya pasaron a cosa juzgada. 

Lea también: Sara Piedrahita podría perder su investidura por ausentismo

El demandante sostenía que López había incurrido en un conflicto de intereses al no declararse impedida, cuando era senadora, en el debate se adelantaba para despenalizar de la injuria y la calumnia.

En este punto consideró la congresista de la Alianza Verde debía apartarse del debate puesto que en ese momento existía un número considerable de denuncias por injuria y calumnia en su contra.

Relataba que la dirigente política ya había tenido que retractarse públicamente de afirmaciones hechas en su cuenta de Twitter, eventos académicos y debates políticos. 

En noviembre de 2018, la Sala Especial de Decisión de Pérdida de Investidura había rechazdo la demanda al considerar que no se podía hablar de la incurrencia de un conflicto de intereses.

En el fallo se afirmó al momento de la discusión en el Congreso la senadora de la Alianza Verde no estaba vinculada a ninguna investigación penal por este tipo de delitos, situación por la cual no se puede calificar como una irregularidad el hecho que haya debatido y votado este proyecto de ley.

Le puede interesar: Presentan demanda contra investidura de cinco congresistas 

 “(…) No se puede desprender un conflicto de intereses respecto de actuaciones penales, en fase preliminar, que potencialmente pueden ir en contravía a los deberes de respeto y garantía que el Estado tiene respecto de quien informa, opina, delibera o critica asuntos de la esfera pública”, señala el fallo.