El rescate de peces en el río Cauca hecho por empleados de EPM
El rescate de peces en el río Cauca hecho por empleados de EPM
Foto de EPM
16 Ene 2019 09:00 AM

El rescate de peces en el río Cauca tras los trabajos de Hidroituango

Según informó EPM, una vez rescatados se liberarán en una corriente apropiada para que continúen su ciclo vital.

Con los indicadores esperados en cuanto a caudal del río aguas abajo, estabilidad del macizo y operación de la primera compuerta, entre otros, se cumplió este miércoles el cierre parcial de la casa de máquinas del proyecto hidroeléctrico Ituango.

El gerente general de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, dio un parte de tranquilidad para las comunidades aledañas y destacó el alto nivel técnico y la especial atención que se puso a la protección de la comunidad y el cuidado del ambiente, fundamentos de cada una de las tareas que se han venido realizando en el proyecto. El directivo aseguró que “el objetivo principal es la disminución del riesgo para las comunidades aguas abajo, la gente del río, las familias de los municipios cercanos, que cada vez tienen más razones para sentirse seguras frente al desarrollo de este proyecto”.

Desde el campamento del proyecto, Londoño De la Cuesta agradeció en primer lugar a la comunidad por su comprensión y por acatar las recomendaciones que se dieron para cumplir exitosamente esta tarea. Así mismo, reconoció el trabajo de las distintas instituciones que prestaron su apoyo, al Gobierno Nacional y Departamental, a los alcaldes de los municipios cercanos, a la Cruz Roja y demás entidades de socorro y manejo de este tipo contingencias, al Ejército, a la Policía y a todo el personal de los contratistas y de EPM.

Lea también: ¿Qué sigue en Hidroituango tras el cierre de la casa de máquinas?

La maniobra

Se inició poco después de las 6:00 de la mañana de este miércoles después de una serie de minuciosos preparativos que incluyeron la activación del plan de contingencia, la realización de simulacros y de varias sesiones extraordinarias del Puesto de Mando Unificado de carácter Nacional, así como la activa participación de instituciones como la Cruz Roja, el Departamento Administrativo para la prevención y atención de desastres de Antioquia, el Ejército Nacional, el Cuerpo de Bomberos y la Defensa Civil, entre otras.

El cierre de esta primera compuerta se ejecutó en un lapso de 28 minutos con todas las precauciones y medidas preventivas que se establecieron con base en las modelaciones y los estudios realizados.

La operación se monitoreó también en forma permanente desde la Presidencia de la República, así como en la Sala de Crisis instalada en la Gobernación de Antioquia, el Puesto de Mando Unificado (PMU) del proyecto hidroeléctrico Ituango y los PMU locales instalados en los municipios de Cáceres, Valdivia y Tarazá.

Lo que sigue

Tras el cierre de la compuerta, continúa el periodo de 6 horas en las que se realizará un monitoreo, minuto a minuto, del comportamiento de las distintas variables, entre ellas el comportamiento del macizo rocoso y de la estructura de la casa de máquinas, así como los caudales en el portal de salida de los túneles de descarga y del agua que empiece a llegar al embalse.

Transcurridas estas seis horas, la tercera parte consiste en la ampliación a 48 horas del monitoreo, con el fin de verificar que la tarea se cumplió de acuerdo con lo esperado e identificar y atender oportunamente cualquier imprevisto que haya podido presentarse. En caso de registrarse una anomalía, el periodo de monitoreo se prolongará hasta asegurarse de que los indicadores son estables.

A partir de ahora, el embalse empezará a subir nuevamente hasta alcanzar un nivel que permitirá volver a poner en operación el vertedero, estructura ya probada anteriormente durante 47 días continuos a finales del año anterior. Cuando esto suceda será posible cerrar la segunda compuerta, lo que está previsto para comienzos del próximo mes de febrero.

El caudal del río se verá disminuido aguas abajo del proyecto, por el efecto del cierre de la compuerta. En consecuencia, EPM, con el acompañamiento de las entidades encargadas de velar por el ambiente, mantiene estricta vigilancia en el curso del río, aguas abajo, para el rescate de peces y otras especies.

Fuente
Sistema Integrado Digital