Celda en estación de policía
Suministrada
10 Feb 2021 02:23 PM

Sobrevivientes a incendio en estación de Soacha acusan a policías por no abrir celda

La Procuraduría reprochó que los uniformados de la estación no tuvieran control sobre el ingreso de estupefacientes y objetos.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

Los testimonios de los reclusos de la estación de Policía de Soacha (Cundinamarca) que sobrevivieron al incendio del año pasado, revelan que los uniformados que estaban a cargo del lugar no evitaron los hechos en los que fallecieron ocho personas. 

En medio de la audiencia de juicio disciplinario se escucharon varias declaraciones. Los reclusos advirtieron que los custodios o patrulleros a cargo, no les abrieron la celda donde se presentó el incendio a pesar de que tenía las llaves.

Lea además: ¿Prueba reina? Revelan llamada con detalles sobre muerte de Ana María Castro

“Me arrinconé, empecé a sentir que me estaban quemando las piernas. Le gritamos al custodio que nos abriera, que nos estábamos quemando y la contestación de él fue, pues quémense, mostrando las llaves”, sostuvo uno de los testimonios.

Otro recluso relató que la celda era de 2,50 por tres metros aproximadamente y sus compañeros iniciaron el amotinamiento, en protesta por la suspensión de visitas y, según contó, prendieron pedazos de colchón y el fuego no se pudo controlar.

“Don Jesús entró en pánico, cogió una cobija a apagar el fuego y ahí se prendió todo. Empecé a saltar y por eso solo me queme la espalda, pero el humo me desmayo y cuando desperté estaba en el hospital”, dijo otro testigo.

Le puede interesar: Profesor de inglés habría abusado de tres de sus alumnos en Soacha

En medio de la audiencia, la Procuraduría reprochó que los uniformados encargados de la vigilancia de la estación no tuvieran control sobre el ingreso de estupefacientes, objetos cortopunzantes y de fuego como encendedores.

Como pruebas contra los uniformados, la Procuraduría cuenta con videos, grabaciones, testimonios, documentos que serán usados en medio del juicio disciplinario.

Al parecer, las grabaciones solamente dan cuenta de los hechos después de iniciado el incendio, a lo que la Procuraduría cuestionó por qué no se grabó el momento en que uno de los uniformados decide abrir la celda para dejar salir a los reclusos que se estaban quemando, y si se grabó por qué no se entregó a las autoridades.  

Los uniformados que responden por los hechos fueron identificados como el teniente César Augusto Martínez Fernández, al subteniente Aleida del Pilar González Quiroz y al patrullero Jorge Eliécer Suárez Orduz.