Iván Cepeda, congresista
Iván Cepeda, congresista
Foto de Colprensa
15 Oct 2019 07:38 AM

Iván Cepeda da cuenta de supuestas anomalías tras indagatoria de Uribe en la Corte

El congresista emitió un comunicado en el cual se refirió a hechos posteriores a la diligencia del expresidente.

El senador Álvaro Uribe respondió en indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia el 8 de octubre pasado, por un presunto caso de manipulación de testigos. Uribe, quien gobernó entre 2002 y 2010, está siendo investigado por soborno y fraude procesal. El caso por el que el expresidente puede eventualmente ir a juicio se remonta a 2012.

Ese año presentó una denuncia contra el congresista de oposición Iván Cepeda ante la Corte Suprema por un supuesto complot con testigos falsos que intentaba involucrarlo en actividades criminales de los grupos paramilitares. En un giro del caso, la justicia no solo se abstuvo de procesar a Cepeda, sino que abrió en marzo de 2018 una investigación previa contra el exmandatario bajo la misma sospecha: manipular testigos contra el opositor.

Lea también: Jorge Cortés: soy militante del uribismo y pagué viaje de la monja Adriana Torres 

Uribe compareció ante la Corte y luego ofreció una declaración de más de dos horas ante sus seguidores del Centro Democrático. Hecho esto, el congresista Iván Cepeda dio cuenta de las supuestas anomalías y publicó un extenso escrito al respecto. Tras la indagatoria de Uribe, los magistrados analizan sus respuestas para decidir si sigue respondiendo en libertad a la investigación en curso o, por el contrario, ordena su captura mientras concluye el proceso. También podría archivar el caso. Este es el pronunciamiento de Iván Cepeda.

Comunicado

Luego de que intentó dilatar al máximo que se llevara a cabo, el pasado 8 de octubre el senador Álvaro Uribe Vélez rindió indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia en la instrucción No. 52240. A partir de ese momento se han presentado hechos que ameritan que desde la Parte Civil del proceso en curso hagamos precisiones necesarias y algunos anuncios:

En la noche del pasado 8 de octubre, el senador Uribe Vélez en compañía de sus abogados en una concentración pública de sus seguidores políticos hizo una detallada exposición en la que, desde su visión, habló de múltiples elementos del expediente, de la sesión de indagatoria, y del acervo probatorio. En dicho evento político, quien es investigado por la Corte, volvió a presentarse como víctima de una persecución, calumnió a magistrados de la Corte Suprema de Justicia, mintió sobre los hechos que me atañen en este proceso, y mezcló esas acusaciones con llamados electorales a respaldar a candidatos de su partido, el Centro Democrático, en las próximas elecciones.

En vista de que el contenido de ese discurso constituye una abierta violación de la reserva sumarial y una desafiante contravención del auto del pasado 20 de septiembre en el que el Magistrado Instructor advertía expresamente a los sujetos procesales sobre esta clase de declaraciones públicas, junto con mis apoderados hemos entregado a la Sala Especial de Instrucción la grabación de la intervención mencionada.

Lea también: Jaime Granados: el expresidente Uribe le hizo a la Corte solicitudes probatorias

Al día siguiente de la diligencia de indagatoria del senador Uribe Vélez, el abogado Diego Javier Cadena, en una extensa entrevista concedida a la W Radio, comentó de manera pormenorizada numerosos aspectos del expediente, su declaración rendida en el proceso los días 23 y 24 de septiembre de 2019, y las intervenciones de otros declarantes. Por esa circunstancia, hemos enviado a la Corte, y enviaremos a la Fiscalía, la grabación de dicha entrevista pues también viola la reserva sumarial y el auto del Magistrado Instructor.

Ante el anuncio dado a conocer a través de los medios de comunicación por el fiscal general (e) Fabio Espitia de que en los próximos días se procederá a resolver la situación jurídica del abogado Cadena, anunciamos que entregaremos a la Fiscalía un escrito en el que solicitaremos que antes de adoptar cualquier determinación sobre este abogado, proceda a tomar copias del Radicado No. 52240 que cursa en la Corte Suprema en lo que tiene que ver con sus actuaciones y la relación con su cliente, el senador Uribe Vélez. Igualmente, solicitaremos a la Fiscalía que, una vez tenga toda la información, proceda a imputar los delitos de soborno y fraude procesal, y pida ante el juez medida de aseguramiento consistente en detención preventiva para evitar más obstáculos a la justicia y una posible fuga del implicado, si es que ésta ya no ha ocurrido como lo vienen sugiriendo algunos medios de comunicación.

Lea también: Uribe dice que ha cometido errores, pero jamás delitos

El día de la diligencia de indagatoria, el embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos, a través de su cuenta de Twitter afirmó que el senador Uribe Vélez comparecía ante “una Corte Suprema de Justicia con cartel de la toga a bordo y con congresistas de las Farc como peces en el agua (sic)”. Por estas acusaciones calumniosas provenientes de un funcionario diplomático de alto nivel, hemos elevado queja disciplinaria ante el procurador general Fernando Carrillo. Asimismo, hacemos un llamado al presidente de la República, Iván Duque Márquez, para que de insistir en su empeño de referirse al proceso judicial que está en trámite, en el futuro se abstenga de emitir mensajes explícitos o soterrados que en la opinión pública puedan ser interpretados como una toma de partido en favor del senador Uribe Vélez, y lo exhortamos a que asuma la posición de Jefe de Estado, que implica la garantía de respeto al principio de separación de poderes y, por ende, a la independencia y autonomía judicial.

Dada la estrategia ostensible del senador Uribe Vélez, de sus abogados y de sus seguidores políticos de hacerme aparecer en los medios de comunicación como quien ha ofrecido a testigos dineros a través de una organización de derechos humanos, debo subrayar que no es a mi a quien la Corte Suprema de Justicia investiga por presunto soborno; que ese tribunal ya señaló que mi conducta está a salvo de cualquier sindicación, y que no he ofrecido ni tramitado ninguna clase de beneficios a cambio de testimonios.

Por estas acusaciones ya fui expresa y suficientemente exonerado, en una decisión en la que se determinó que mi interés por proteger la vida de quienes hicieron declaraciones en contra del senador Uribe y de su hermano Santiago “[n]o fue caprichoso, sino obligatorio, pues como servidor público y representante de la sociedad en materia de derechos humanos, no podía ser indiferente y, obviamente, adoptar las medidas de cautela necesarias ante las autoridades competentes”.

Así lo dictaminó la Corte Suprema de Justicia en el Auto Inhibitorio de la radicación No. 38451, del 16 de febrero de 2018, p. 96; providencia que hoy ya no está sujeta a reserva sumarial. La estrategia de la defensa desesperada del líder del Centro Democrático consiste entonces en ocultar que no existe ni el más leve indicio de que yo, o alguien en mi nombre, haya ofrecido remuneración o prebendas para alterar versiones, mientras que sí está establecido que varios testigos comprometen en esa clase de tratos inescrupulosos a mi contraparte y a sus abogados.

Es preciso que la opinión pública y los medios de comunicación no pierdan de vista que el senador Uribe debe explicar cuál es su posición definitiva frente a los servicios del abogado Diego Cadena, al cual unas veces envía al pabellón de sospechosos y otras defiende, justificando las instrucciones que de manera directa y personal le dio en medio de su atropellada búsqueda de falsos testigos. De esta manera lo hizo, por ejemplo, en un reciente mensaje emitido en su cuenta de Twitter: “El drDiego Cadena ha hecho un gran esfuerzo para confirmar informaciones de testigos manipulados por extremistas que sintieron que mi Gbno les cerró el camino.Las nuevas pruebas le ayudarán y me ayudarán (sic)”.

Anunciamos que presentaremos las consideraciones probatorias y jurídicas que en nuestro criterio debe tener en cuenta la Corte en el momento de resolver las situaciones jurídicas de los congresistas Álvaro Uribe Vélez y Álvaro Hernán Prada, que a nuestro juicio y con base en las evidencias recaudadas no puede ser, de ninguna forma, la preclusión de esta investigación.

Estamos seguros de que el intento que realiza el senador Uribe por manipular a la opinión pública con engaños a la postre se estrellará contra el muro de la verdad. Por nuestra parte, continuaremos respetando la reserva sumarial, así como la independencia, autonomía y dignidad de la Corte Suprema de Justicia.

Iván Cepeda Castro