General (r) Humberto Guatibonza es implicado en escándalo de chuzadas
General (r) Humberto Guatibonza es implicado en escándalo de chuzadas
Colprensa
31 Ene 2019 09:05 PM

General (r) Guatibonza insiste en que es inocente de chuzadas telefónicas

La juez devolvió el escrito de acusación sobre las ‘chuzadas’ al no ser claras las pruebas.

Durante la audiencia de acusación contra el general (r) Humberto Guatibonza por el escándalo de la supuesta red de interceptaciones ilegales, la juez le devolvió a la Fiscalía General de la Nación el escrito en el que se describen las pruebas del proceso y su relación con los hechos investigados. 

El escrito de acusación debía ser sustentado en esta diligencia, pero la juez advirtió deficiencias en lo que allí se afirma. Así las cosas, no hay suficientes pruebas. 

Además, la juez advirtió que los hechos que se consignan en el escrito no corresponden plenamente a los enunciados durante la imputación de cargos.

Por esta razón, la juez le llamó la atención a la Fiscalía y le ordenó rearmar el escrito para presentarlo el 27 de febrero.  

“La juez devolvió el escrito de acusación porque no se sabe de qué me están acusando, por ende mis defensores no saben de qué nos vamos a defender, pero yo sigo pendiente de cualquier citación, voy a seguir como siempre con la cabeza en alto y demostraré mi inocencia, me parece miserable lo que están haciendo conmigo”, expresó Guatibonza a la salida de la diligencia.

Lea tambiénSe cayó orden de captura internacional contra Carlos Mattos

El general (r) reiteró que está dispuesto a comparecer las veces que sea necesario para demostrar su inocencia. 

“Yo no puedo ordenar interceptar a nadie, no lo he hecho (...) con el pasar el tiempo se establecerán algunas cosas de las cuales ustedes se irán enterando, ustedes han recibido pruebas editadas, les recomiendo que no traguen entero”, dijo Guatibonza a los medios de comunicación.  

El general (r) Guatibonza fue capturado junto al periodista Carlos Arenas; un ex agente de Interpol, Julián Villarraga, y el ciudadano Juan Carlos Madero, quienes según el ente acusador habrían buscado clientes para esta red que tenía como sede principal la ciudad de Ipiales (Nariño). 

Le fueron imputados los delitos de concierto para delinquir, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático, interceptación de datos informáticos, uso de software malicioso y violación de datos personales.

Fuente
Sistema Integrado de Información