Musa Besaile
Musa Besaile a su ingreso a la Corte Suprema de Justicia.
Colprensa
25 Feb 2020 01:30 PM

Fiscalía imputó cargos a exabogado de Musa Besaile por 'cartel de la toga'

El jurista Luis Ignacio Lyons España no aceptó los cargos y se declaró inocente.
Jenny
Rocio Angarita
@jennyr2207

Ante la juez tercera Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Bogotá, la Fiscalía General le imputó el delito de cohecho por dar y ofrecer al abogado Luis Ignacio Lyons España, quien fue el defensor del exsenador Musa Besaile y quien habría sido el intermediario en la negociación y en los pagos del soborno de 2.000 millones de pesos dentro del ‘cartel de la toga’.

El fiscal narró los detalles de cómo se gestó el millonario pago con el que pretendía frenar una orden de captura que saldría directamente de la Corte Suprema de Justicia, contra Musa Besaile, por sus presuntos nexos con grupos de paramilitares de Córdoba.

“En noviembre de 2014 en Bogotá, aprovechando la amistad existente entre usted (Luis Ignacio Lyons España) y los señores Leonardo Luis Pinilla y Luis Gustavo Moreno Rivera, este último le informó al también abogado conocido como ‘El Porcino’ que se iba a librar orden de captura en contra de Besaile”, indicó.

El delegado de la Fiscalía señaló en la audiencia que el exfiscal de la Unidad Anticorrupción obtuvo esa información a través del exmagistrado Francisco Ricaurte. También explicó que por instrucción del entonces magistrado de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, Leonidas Bustos, Moreno Rivera conoció a Ricaurte.

“Pinilla (conocido como ‘El Porcino’) le dijo al exfiscal de la Unidad Anticorrupción que había que comentarle a Lyons España, por ser el abogado del exsenador; por ello, se concertó una reunión en una reconocida pescadería y allí trasmitieron la información suministrada por Ricaurte, quien era amigo personal del exmagistrado Gustavo Malo”.

“Al recibir esa información, Lyons España le preguntó a Moreno Rivera ¿cómo se podía evitar dicha captura?, obteniendo como respuesta que eso se podía frenar con una suma de 3.000 millones de pesos y que además Moreno Rivera debía asumir la defensa”, detalló el fiscal.

En esa conversación, que reveló el delegado de la Fiscalía, se habría definido la labor de intermediación del entonces abogado del excongresista del departamento de Córdoba.

“Usted (Lyons España) le manifestó que hablaría con Besaile pero que no lo sacaran del caso. Además, dijo que al exsenador no se le podía pedir esa suma de dinero así, por lo que sugirió que fuera por 2.000 millones de pesos”, se reveló.

Cabe mencionar que según la investigación de la Fiscalía, se realizó una reunión en el hotel Radisson en la que participó Moreno Rivera, Lyons España y Besaile.

“En esa reunión se habló sobre el compromiso que habría para evitar que la orden de captura fuera emitida si se pagaba el dinero solicitado; sin embargo, el exfiscal Anticorrupción aseguró que no se comprometía a garantizar que eso ocurriera”, se indicó.

En ese sentido, el fiscal agregó que “en ese mismo encuentro el excongresista (Musa Besaile) aseguró que prefería tratar el tema con quienes tenían poder de decisión”.

Pasaron algunos días y se coordinó un nuevo encuentro en el hotel Marriot, entre Besaile y Ricaurte. “Allí se concretó el pago de esa suma de dinero y se determinó que sucedería en la Corte Suprema de Justicia, específicamente con quienes tenían ese proceso; se ordenaría la práctica de pruebas, se desvincularía al magistrado auxiliar de Gustavo Malo es decir José Reyes Rodríguez -cómo en efecto sucedió- y se dilataría el proceso, buscando la prescripción”, se reveló.

También se acordó que el pago sería a dos contados (cada uno de mil millones de pesos). “Quedó definido que el 10 % de la suma pactada, sería repartida entre Moreno Rivera y Lyons España y que se daría una parte a Leonardo Pinilla, por gestionar la reunión inicial”, se indicó.

Así fueron los pagos

El delegado de la Fiscalía señaló que se hicieron dos pagos de 390 millones de pesos en 2015. “Se hizo un primer pago de 390 millones de pesos en fechas cercanas a la semana santa de 2015", se reveló.

"Ese dinero fue recibido en la oficina Lyons España quien posteriormente, lo llevó a la casa de Moreno Rivera”, se indicó. El fiscal precisó también como Luis Ignacio Lyons España, recibió dinero.

“De esos 390 millones de pesos a usted le tocaría 100 millones de pesos y el valor restante fue entregado a Ricaurte”, se señaló.

“Existió un segundo pago de 390 millones también días antes de la semana santa de 2015, que fue llevado de parte de Lyons España a la casa de Moreno Rivera, donde usted habría tomado 50 millones; el valor restante fue entregado a Ricaurte”, señaló el fiscal.

Durante la audiencia de imputación de cargos del exabogado de Besaile, el delegado de la Fiscalía añadió que a Francisco Ricaurte no le gustó que un tercero (Lyons España) conociera acerca de los pagos y de cómo estaba operando supuestamente el ‘cartel de la toga’.

“Debido a la molestia de Ricaurte por haber involucrado a usted (Lyons España) en la negociación, los acuerdos de los pagos restantes se coordinaron entre Musa Besaile y Francisco Ricaurte”, se reveló.

El delegado de la Fiscalía concluyó que “a partir de estos hechos, se logra inferir que los dineros entregados por usted y Besaile, tenían como destino los miembros de la Corte Suprema de Justicia en especial a los exmagistrados Gustavo Malo y Leonidas Bustos y tenían como propósitos claro, ejecutar actos contrarios a sus deberes oficiales”.

Con base en la investigación, el delegado de la Fiscalía le imputó el delito de cohecho por dar a y ofrecer en calidad de coautor.

El abogado podría enfrentar una condena que oscila entre 48 y 108 meses de prisión además, del pago de una multa de 66.66 a 150 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

No obstante, no aceptó los cargos declarándose inocente. La Fiscalía no pidió medida de aseguramiento por considerar que Lyons España, ha colaborado con la justicia en varias de las investigaciones que desencadenó el 'cartel de la toga'.

Cabe mencionar que el Consejo Superior de la Judicatura lo excluyó de la profesión de abogado.

Fuente
Sistema Integrado de Información