oso-1.jpg
COLPRENSA- GERMAN ENCISO.
24 Mar 2017 02:36 AM

Emiten primera condena por muerte de oso de anteojos en Colombia

Un juez emitió una condena de 5 años de prisión, bajo el beneficio de detención domiciliaria, a un ganadero que fue hallado responsable de la muerte violenta de un oso de anteojos en la vereda Córdoba, inspección Chuscales del municipio de Junín, Cundinamarca, en 2016.
La
Fm

Según la Fiscalía, esta es la primera condena que se conoce por la muerte de este tipo de osos, la cual fue impuesta luego de que el ganadero implicado suscribiera un preacuerdo por el delito de maltrato animal y porte ilegal de armas.

RCN Radio conoció que en este fallo también se le impuso una inhabilidad especial, por un espacio de seis meses, donde se le prohíbe cualquier tipo de relación o contacto con toda clase de animales y se le condena a pagar una multa de 2,5 salarios mínimos legales.

Este proceso se inicio tras una denuncia realizada ante las autoridades judiciales el 21 de enero del año pasado por la Fundación Bio -Andina.

Las autoridades que inspeccionaron el cuerpo de este oso de anteojos dentro de la quebrada llamada Santa Bárbara evidenciaron”una herida por proyectil por arma de fuego de carga múltiple en región toraxabdominal izquierda“.

La Fiscalía también determinó que esta clase de animales no estaba causando daños en los ganados de la región.

Por este mismo proceso, la Fiscalía de Gacheta a cargo del proceso precluyó la investigación contra otro ganadero vinculado en un comienzo por falta de elementos materiales de prueba que comprometieran su responsabilidad.

Aunque en un comienzo se relacionó con esto hechos a un concejal de la región, la Fiscalía estableció que tampoco tenía ningún tipo de relación con la muerte de este oso andino.

-Otras dos investigaciones-

RCN Radio también conoció otro informe de la Fiscalía donde se reporta que en los dos últimos años investiga otros dos casos de muertes de osos de anteojos, cuyos procesos se encuentran en etapa de indagación preliminar por hechos ocurridos en los departamentos de Cundinamarca y Nariño.

En estos dos casos, la Fiscalía del eje temático de Protección de los Recursos Naturales y el Medio Ambiente investiga el delito de caza ilegal que contempla una pena de hasta cuatro años y seis meses de prisión.

La Fiscalía en el informe de los peritos hace énfasis en que “se trata presuntamente de actividades de caza contra una especie endémica de los países andinos que hace parte de los únicos osos nativos de Suramérica y la única especie remanente de las 13 de cara corta que aparecieron en el mundo hace 2.5 millones de años, motivo por el cual su patrimonio genético es único y debe ser conservado".

-Caso del Parque Natural Chingaza-

Sobre el más reciente de los casos, la Fiscalía avanza en la práctica de pruebas, recolección de testimonios y órdenes de policía judicial para dar con los responsables de la muerte del oso de anteojos ocurrida este mes en la vereda Quebrada Blanca de Fómeque, cerca al parque Chingaza, Cundinamarca.

Los primeros indicios de la Fiscalía están orientados a señalar que este caso estaría relacionado con una posible retaliación de algunos ganaderos atendiendo la sevicia con la que se dio la muerte del oso.

La Fiscalía recordó a la ciudadanía la recompensa que ofreció la Gobernación de Cundinamarca de 15 millones de pesos para quien suministre información eficaz sobre los autores de este hecho.

-Caso de la Cruz – Nariño-

El proceso se originó por la denuncia radicada por el Ministerio de Ambiente que informó el hallazgo en la sede de Parques Nacionales Naturales de Colombia, en el Cauca, de un paquete con partes de un oso de anteojos, presuntamente cazado ilegalmente dentro del Parque Nacional Natural complejo volcánico Doña Juana – Cascabel, en la vereda de Moncayo, municipio de la Cruz, entre los departamentos del Cauca y Nariño.

Las informaciones preliminares apuntan a que la caza de este oso andino se dio porque presuntamente el animal atacaba al ganado, información que está siendo verificada través de las distintas labores investigativas que viene adelantando la Fiscalía.

De acuerdo con las autoridades ambientales, el oso de anteojos es una especie que está en peligro de extinción y en el país quedan entre cuatro mil y siete mil de estos animales.