Marta Calvo
Tomada de Facebook
5 Dic 2019 12:40 PM

Detalles del crimen de joven española que involucra a un colombiano

El hombre asegura que no mató a la mujer, pero que sí la descuartizó.
Liliana Pinzón
Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong

La desaparición de Marta Calvo, una joven española quien fue reportada como desaparecida desde el 7 de noviembre, terminó por involucrar a un colombiano residente en este país, quien se entregó confesando que la mujer fue descuartizada.

La cruel revelación tiene a las autoridades impactadas por la forma en que habrían ocurrido los hechos, según el propio testimonio del victimario.
Pues, tras casi un mes de desaparición de la joven de 25 años, el colombiano Jorge Ignacio Palma, de 38 años, llegó hasta las autoridades y se entregó asegurando que Marta Calvo se encontraba muerta y que él fue quien desapareció su cuerpo. Tras esta principal confesión fue capturado y llevado a una declaración donde ha revelado mayores detalles del crimen.

Lea aquí: A tres años de la trágica muerte de Yuliana Samboní

En una extensa declaración ante la Guardia Civil, Palma, nacido en Ibagué, ciudad tolimense de Colombia, ha relatado los hechos ocurridos el último día de vida de Marta y lo que posteriormente pasó con su cuerpo tras perder la vida. Según el relato, todo pasó entre el 6 y 7 de noviembre.

Lo que se conoce por el momento es que en medio de la declaración, Jorge Ignacio ha negado ser el asesino de Marta y, por el contrario, asegura que todo se trató de una muerte accidental en medio de lo que llaman una ‘fiesta blanca’.

En su declaración, Palma aseguró que el 6 de noviembre él y Marta se vieron en la vivienda que él tenía alquilada, en un municipio de la provincia de Valencia,  tras establecer un encuentro por internet. En medio  de la cita comenzaron a consumir cocaína y sostener relaciones sexuales. Agregó que la cocaína también fue consumida vía genital, algo que provoca que los efectos de la droga se multipliquen.

El hombre relató que en medio de la situación, Marta comenzó a mostrar reacciones inesperadas de lo que sería un ataque cardiaco producto de la actividad que realizaba y que posteriormente le causó la muerte.

Le puede interesar: Agente del Esmad da su versión del momento en que murió Dilan Cruz

Frente a lo que posteriormente pasó, Jorge Ignacio dijo que se asustó mucho al ver que la joven estaba sin vida, por lo que tomó la decisión de deshacerse del cadáver. Según contó, optó por descuartizar el cuerpo y arrojar las partes a distintos contenedores de la población valenciana de Manuel y sus alrededores.

En su relató contó que adquirió varias herramientas para poder desmembrar el cuerpo dentro de su vivienda, por lo que los investigadores contemplan ir junto a Palma hasta el lugar a reconstruir los hechos, pues en días anteriores habían realizado varias inspecciones sin hallar pistas de la joven o del crimen

Pese a que la extensa declaración ha sido atentamente atendida por las autoridades, los detalles y la veracidad de los mismos han sido manejados con cautela, pues no descartan que se trate de una estrategia del señalado, además porque en las búsquedas que han realizado tanto a la vivienda donde habrían ocurrido los hechos, como a los contenedores de basura que el hombre señala, no sea logrado encontrar pistas de la joven.

Lea más: Se conoce identidad de ciudadano francés asesinado en Bogotá

Ante la pregunta de por qué decidió descuartizar a Marta Calvo en lugar de pedir ayuda para salvar la vida de la joven o dar a conocer los hechos, Jorge Ignacio Palma aseguró que no le creerían la versión ya que, como es conocido por las autoridades, presenta antecedentes penales que lo harían sospechoso del crimen.

Cabe recordar que este colombiano tiene antecedentes tanto en España, por multas y resistencia a la autoridad, como en Italia por tráfico de drogas, delito por el que fue capturado en 2008, con nueve kilos de cocaína en su poder, y posteriormente condenado.

Pese a la confesión de este jueves, las autoridades y familiares de Marta Calvo aún siguen con la incógnita de saber dónde se encuentra la joven o los restos, de quien está cerca de cumplir un mes sin saber de su paradero.