Donald Trump
Donald Trump
AFP
11 Jun 2020 08:15 PM

Trump defiende a la Policía y evade el tema del racismo

El mandatario insiste en la necesidad de una fuerza policial más fuerte. 
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió una vez más a la Policía de Texas, esquivando su pronunciamiento sobre el racismo y la brutalidad policial tan esperado después de semanas de protestas que sacudieron al país.

Desde el inicio de las manifestaciones, el mandatario republicano alabó la "ley y el orden", pero se mantuvo muy discreto sobre la indignación, la ira y la necesidad de un cambio que se apoderó de decenas de millones de ciudadanos tras la muerte del afroestadounidense, George Floyd, bajo las rodillas de un policía.

Durante un viaje a Dallas, mencionó, sin entrar en detalles, un decreto en preparación para "alentar" a la Policía a ser lo más profesional posible. Pero defendió esto último, haciendo hincapié en la necesidad de una fuerza policial "más fuerte".

Le puede interesar: ONU, preocupada por posibles sanciones de EE.UU. a la CPI

"Siempre hay ovejas malas donde quiera que uno vaya. Y puedo decirles que no hay muchas en la policía", aseguró, nuevamente reivindicando su controvertida fórmula sobre la necesidad de "dominar las calles".

"Nosotros dominamos las calles con compasión", afirmó. Trump también advirtió contra lo que considera generalizaciones abusivas.

"Debemos trabajar juntos para luchar contra la intolerancia y los prejuicios dondequiera que estén, pero no progresaremos ni curaremos nuestras heridas al etiquetar erróneamente a decenas de millones de estadounidenses honestos como racistas o intolerantes", dijo.

Lea aquí: Trump agradece apoyo de uno de los mayores adversarios del Papa

En Washington resuena desde hace días la idea de una fuerte iniciativa presidencial, como un discurso solemne para abordar la cuestión de la discriminación racial en el seno de la primera potencia mundial. Pero hasta ahora no ha habido nada.

Trump se quedó notoriamente callado durante el funeral de Floyd en Houston, donde su probable rival demócrata, Joe Biden se expresó en un tono muy personal por video.

Incluso antes de ese viaje a Texas, Biden, exvicepresidente del primer mandatario negro de Estados Unidos, Barack Obama, había lamentado que Trump hubiera evitado "a toda costa una conversación sustantiva sobre el racismo sistémico y la brutalidad policial" y nunca ofreciera "un mensaje de curación a un país de luto".

En todo el país, crece el debate sobre la necesidad de un cambio profundo en la cultura dentro de la policía estadounidense.