Khurelsukh Ukhnaa, presidente de Mongolia
Khurelsukh Ukhnaa, elegido como presidente de Mongolia.
AFP
10 Jun 2021 11:35 AM

Polémico político conocido como 'El Puño' ganó las presidenciales en Mongolia

El ex primer ministro de Mongolia, Khurelsukh Ukhnaa fue apodado así por haberle dado un puñetazo a un diputado en 2012.
Agencia
AFP

El ex primer ministro de Mongolia, Khurelsukh Ukhnaa, apodado "El Puño" por haber dado un puñetazo a un diputado en 2012, ganó por amplia mayoría las presidenciales en Mongolia, según resultados oficiales publicados el jueves.

Khurelsukh Ukhnaa, que cultiva una imagen de hombre fuerte al estilo de Vladimir Putin, obtuvo más de dos tercios de los votos en las elecciones del miércoles, marcadas por las medidas contra el covid-19 y una gran abstención.

Se trata de una victoria para el Partido Popular de Mongolia (PPM), una formación de centroizquierda fundada por antiguos comunistas, que no había ganado elecciones presidenciales desde hacía 12 años.

Fortalecido por la eficacia de las medidas contra el covid-19, el PPM había ganado sin embargo las elecciones legislativas de junio de 2020 por un amplio margen frente al Partido Democrático (liberal-conservador) del presidente saliente, Khaltmaa Battulga.

Este último, un excampeón mundial de sambo, un arte marcial mongol, no pudo volver a presentarse debido a las enmiendas a la Constitución aprobadas en 2019 que limitan la presidencia a un solo mandato de seis años.

El principal rival del ganador, el candidato ecologista Enkhbat Dangaasuren, solo obtuvo un 20% de los votos.

Se trata de un emprendedor de la economía digital que apostó por el apoyo de los jóvenes, en un país lastrado por la contaminación y la desertización. La campaña del candidato verde se vio comprometida en la recta final cuando contrajo el virus, tuvo que observar cuarentena y cancelar el debate televisado que debía celebrarse una semana antes de las elecciones.

Solo el 59% de los cerca 2 millones de votantes acudieron a las urnas el miércoles, un resultado históricamente bajo en un país que adoptó su primera constitución democrática en 1992, al salir de la órbita soviética.

La rivalidad entre partidos y las medidas contra el covid-19 disuadieron a muchos votantes, apuntó el politólogo Gerelt-Od, de la Universidad Nacional de Educación.

Fuente
AFP