Edwin Oviedo, presidente de la federación peruana de fútbol
Edwin Oviedo, presidente de la federación peruana de fútbol - AFP
22 Mayo 2018 11:07 AM

Piden prisión para presidente del fútbol peruano

El hecho está relacionado con un homicidio.
Cristian
Cristian
Serrano

La Fiscalía peruana solicitó este martes, en una causa por homicidio, prisión preventiva para el presidente del fútbol peruano, Edwin Oviedo, quien está en Suiza haciendo gestiones para que el suspendido jugador Paolo Guerrero pueda ir al Mundial de Rusia-2018.

Oviedo y otros cuatro exdirectivos de una empresa agroindustrial son acusados por la Fiscalía de ser responsables del homicidio de un sindicalista, en octubre del 2012.

"Esta Fiscalía Provincial Especializada contra la Criminalidad Organizada (...) solicita mandato de prisión preventiva contra las personas de Edwin Oviedo Pichotito" y los otros imputados, dice la solicitud, que debe ser resuelta por un juez de la ciudad norteña de Chiclayo. 

El abogado de Oviedo, José Isla, negó que su cliente tenga responsabilidad en el crimen y calificó de "irresponsable" el pedido de la fiscalía.

"Son imputaciones falsas con el único afán de dañar la imagen y la buena reputación" de Oviedo, dijo Isla al peruano ncanal N.

Oviedo, quien preside la Federación Peruana de Fútbol desde hace tres años, viajó con Guerrero a Zurich para reunirse este martes con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, para intentar que se levante la suspensión de 14 meses al capitán y goleador de la selección peruana.

Son desesperadas gestiones de última hora para que Guerrero pueda ir al Mundial de Rusia, que arranca el 14 de junio, después de que el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) aumentara la sanción a Guerrero de seis a 14 meses.

El jugador dio positivo a un metabolito de la cocaína en un control antidoping del clasificatorio sudamericano a Rusia-2018, a fines del año pasado.

El delantero ha negado haber consumido cocaína y atribuye el hecho a una involuntaria contaminación alimentaria.

La suspensión de Guerrero ha causado desazón en Perú, que vuelve a Mundial de fútbol después de 36 años.

Perú está encuadrado en el Grupo C del Mundial junto a las selecciones de Francia, Australia y Dinamarca, cuyos capitanes suscribieron el lunes una petición para que Guerrero pueda acudir al Mundial.