Tortura en centro de rehabilitación
Ingimage
26 Jun 2020 07:11 PM

ONU advierte que el coronavirus aumentó casos de tortura en el mundo

Expertos advierten que quienes están en las cárceles son más vulnerables a ser torturados.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

Los expertos de las Naciones Unidas contra la tortura concluyeron en el Día Internacional en Apoyo a las Víctimas de la Tortura, que la actual pandemia generada por la enfermedad Covid- 19 ha generado que se eleven los casos de tortura en el mundo.

“La pandemia de Covid-19 está conduciendo a un aumento de casos de tortura y malos tratos en todo el mundo, y las personas sobrevivientes de la tortura están especialmente expuestas al riesgo de contraer la enfermedad debido a su situación vulnerable”, indicaron en un documento.

Sin embargo, una de las precisiones que realizaron los especialistas de las Naciones Unidas es que los más vulnerables a esos tratos de sufrimiento son las personas que están en las cárceles.

Lea también: Nuevo récord de contagios diarios en Florida, EE.UU.

A mediados de junio de este año, más de 78.000 presos han contraído la enfermedad Covid-19 en 79 países y, al menos 1.100 de ellos han muerto a causa del virus en 35 países.

Esta situación se agrava cuando hay condiciones médicas desfavorables preexistentes de personas detenidas, lo que ha contribuido a una rápida propagación de la enfermedad en esos sitios cerrados.

"Los gobiernos tienen hoy más que nunca el deber de garantizar la seguridad de todas las personas privadas de libertad. Dichas personas deben disfrutar de los mismos estándares de atención médica disponible en la comunidad, incluyendo el acceso a pruebas para la detección del virus y tratamiento médico", dijo Jens Modvig, presidente del Comité contra la Tortura.

En el encuentro, muchos de los expertos estuvieron de acuerdo en que es importante que temas como la reparación y la rehabilitación, se planteen para evitar más sufrimientos.

De interés: Lanzan dos cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel

"Los Estados deben reducir la población carcelaria recurriendo aún más a alternativas a la detención preventiva y al encarcelamiento con medidas existentes no privativas de la libertad. También deberían poner fin al uso de la detención de inmigrantes y a los campos de refugiados cerrados", afirmó Modvig.

La ONU asegura que en muchas regiones del mundo se ha reportado el uso excesivo de la fuerza para hacer cumplir toques de queda y normas de distanciamiento social.

Fuente
Sistema Integrado de Información