Obama.jpg
AFP
10 Ene 2017 04:27 PM

Obama: Rusia y China no pueden superar la influencia de EE.UU. en el mundo

El presidente de EE.UU., Barack Obama,ofreció su discurso de despedida dando las gracias a todos sus compatriotas por haberle hecho un "mejor" mandatario y un "mejor hombre" durante estos últimos ocho años.
La
Fm

El presidente estadounidense, Barack Obama, abogó este martes porque EE.UU. se mantenga "vigilante, pero no asustado" en la esfera mundial, al defender que las dos otras potencias que luchan por la hegemonía global, Rusia y China, no la obtendrán a no ser que el país cambie drásticamente.

"Rivales como Rusia o China no pueden superar nuestra influencia en todo el mundo, a no ser que renunciemos a lo que defendemos, y nos convirtamos en otro país grande que abusa de sus vecinos más pequeños".

Desde el centro de Convenciones McCormick, junto al lago Michigan, en la ciudad de Chicago, el mandatario saliente también instó a los estadounidenses a creer en su capacidad para promover cambios.

"Les pido que crean. No en mi capacidad de promover un cambio, sino en la capacidad de ustedes", dijo Obama, para cerrar con la frase con que pavimentó su camino a la presidencia: "Sí, podemos. Sí, lo hicimos". Asimismo, aseguró que negar el cambio climático "traiciona a futuras generaciones".

"Podemos y debemos discutir sobre la mejor forma de abordar el problema. Pero simplemente negar el problema, no solo traiciona a futuras generaciones, sino que también traiciona el espíritu esencial de nuestro país", expresó.

Obama fue recibido con una gran ovación en el centro de convenciones McCormick Place de Chicago, con capacidad para unas 20.000 personas, y fue interrumpido al comienzo de su discurso con gritos de "Four more years" ("Cuatro años más").

El mandatario de los estadounidenses también presumió este viernes de que ninguna organización terrorista extranjera ha logrado ejecutar un atentado en el país durante sus ocho años en la Casa Blanca y aseguró que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) "será destruido".

"Aunque Boston, Orlando o San Bernardino nos recuerdan lo peligrosa que puede ser la radicalización, nuestros agentes están más atentos y son más efectivos que nunca". 

Con información de EFE y AFP