evo morales
AFP
30 Ene 2020 01:42 PM

Evo Morales no descarta candidatura al congreso de Bolivia

El expresidente evalúa su retorno a Bolivia a pesar de la orden de captura en su contra por terrorismo y sedición.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó este jueves que valora "jurídicamente" retornar a su país y no descartó la posibilidad de presentarse como diputado o senador en los comicios del próximo 3 de mayo, para los que tiene una propuesta de su partido que "están debatiendo".

"Estamos valorando jurídicamente si vuelvo o no vuelvo", aseguró en una entrevista en radio El Destape en la que afirmó que el Movimiento al Socialismo (MAS), partido del que es jefe de campaña desde Argentina, le "ha pedido" que se presente como legislador por el departamento de Cochabamba.

La dirección regional de Cochabamba del MAS aclaró en un comunicado que "la definición de todas las candidaturas forma parte de un proceso de debate que aún se desarrolla", además de que todavía está en espera de que "el hermano Evo la acepte".

Le puede interesar: ¿Qué cambiará el 1 de febrero con el Brexit?

Evo Morales firmó en Argentina, donde se encuentra desde el pasado diciembre, un poder notarial para que su abogado Wilfredo Chávez y Patricia Hermosa, que fue su jefa de gabinete cuando era presidente, realicen los trámites en Bolivia si finalmente presenta la candidatura a legislador.

El plazo de candidaturas está abierto hasta el próximo 3 de febrero, aunque en el país se cuestiona si Morales cumpliría el requisito que establece la Constitución boliviana de "haber residido de forma permanente al menos los dos años inmediatamente anteriores a la elección en la circunscripción correspondiente".

El exmandatario valora ahora junto a su equipo jurídico, al que se incorporó el exjuez español Baltasar Garzón, la posibilidad de retornar al país, ya que considera "nula" la orden de detención por presuntos delitos de sedición y terrorismo que pesa en su contra por ser anterior al 21 de enero, fecha en la que el Parlamento boliviano aceptó su renuncia como presidente.

"Hasta el 21 de enero no proceden juicios ordinarios y menos una orden de aprehensión, entonces todos los procesos que empezaron quedan nulos", concluyó.