Terremoto en México
El terremoto en México dejó 369 muertos, la mayoría en la capital.
Foto: AFP
19 Sep 2019 09:09 AM

Dos años después, el drama que viven los afectados por terremoto en México

El Gobierno tiene previsto terminar la reconstrucción de infraestructuras en 2021.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

México aun se recupera del terremoto del 19 de septiembre de 2017 que acabó con la vida de 369 personas y la incertidumbre en algunos de los puntos más afectados de la capital se mantiene. 

Ciudad de México, y los estados de México, Morelos, Puebla, Guerrero, Oaxaca y Chiapas fueron los lugares donde el sismo de 7,1 de magnitud provocó más destrucción y es en la capital, donde fallecieron 228 personas.

El terremoto se produjo días después del sismo de magnitud 8,2 con epicentro en el sureño estado de Chiapas, que había dejado 98 víctimas mortales.

Pero 32 años antes, el mismo 19 de septiembre de 1985, un megasismo de 8,1 de magnitud ya había dejado, según el gobierno, más de 3.000 muertos y según la Cruz Roja Mexicana, más de 10.000

Lea aquí: Policía rusa arresta a chamán que iba a Moscú a "exorcizar" a Vladimir Putin

En la capital, muchos mexicanos esperan respuestas por parte del Gobierno que les permitan, de una vez por todas, retomar sus vidas teniendo en cuenta que cientos de lugares fueron declarados como inhabitables y muchas familias afectadas hasta el día de hoy, no fueron prioridad en asistencias. 

Continúa la reconstrucción

El Gobierno de Ciudad de México confirmó que prevé que todos los damnificados del sismo de 2017 hayan vuelto a sus casas en 2021 pese a los problemas legales y técnicos de la reconstrucción, aunados a la presión de los propios afectados. 

El titular de la Comisión para la Reconstrucción en Ciudad de México, César Cravioto Romero, señaló que todas las viviendas unifamiliares que han sido reconstruidas o rehabilitadas han estado a cargo de la nueva administración, que ingresó 15 meses después del sismo, pues "en el Gobierno anterior no había ni un plan de atención a la vivienda unifamiliar".

"Al día de hoy llevamos 430 viviendas entregadas y alrededor de 3.000 intervenidas. Son casi 12.000 viviendas unifamiliares afectadas por el sismo. Queremos en diciembre llegar a entre 6.000 y 7.000 viviendas intervenidas, para que en 2020 terminemos toda la vivienda unifamiliar", precisó.

En cuanto a edificios, Cravioto afirmó que el anterior Gobierno dejó 60 inmuebles en obra de los poco más de 400 afectados, y que la actual administración ya cuenta 140 inmuebles intervenidos, de los cuales 40 ya terminaron su obra. "Algunos damnificados ya regresaron, otros están en los acabados interiores de sus departamentos", expuso.

Además, el Gobierno se propone terminar este año con una intervención de unos 200 edificios para que las obras de los otros 200 puedan comenzar en 2020.

"O sea que para 2021 ya solo estarían dándole seguimiento a las obras iniciadas -las últimas, insisto- en 2020. Porque la meta es que para el cuarto año del sismo ya toda la gente haya regresado a sus viviendas", enfatizó.

El funcionario dijo que actualmente se otorgan 206,6 dólares mensuales a 9.300 familias como apoyo para renta mientras reciben sus casas, así como respaldo jurídico y técnico.

La reconstrucción es un tema muy complejo que enfrenta problemas de diversa índole, como conflictos por testamentos o contratos privados de compraventa "que nunca se materializaron en una escritura".

Respecto a la parte técnica, aludió a algunas de las más de 300 empresas que participan en la tarea. "Ya tuvimos que sacar a 70 empresas que no estaban cumpliendo con los requisitos de la reconstrucción", afirmó.

Le puede interesar: Nuevo ataque suicida en hospital de Afganistán deja 15 personas muertas

Asimismo, Cravioto anotó que en el sector oriente de la ciudad hay zonas de grietas, lo que obliga a revisar predio por predio la situación.

"Infinidad de problemáticas que hay en la reconstrucción. Los propios dos años que ya llevamos, que insisto nosotros entramos después de 15 meses. Pero la gente no cuenta desde que nosotros entramos; cuenta desde que se quedó sin casa. Eso genera una presión adicional", sostuvo.

Por otro lado, reveló que a raíz de la revisión del suelo en el oriente de la ciudad hay registradas unas 800 familias que muy probablemente tendrán que ser reubicadas.

"Vamos a necesitar terrenos para construirle a esta gente, y se va buscar un mecanismo jurídico para que el Gobierno se quede con los terrenos" para evitar que vuelvan a erigir viviendas en ellos, explicó.

Sobre el costo del esfuerzo, dijo que el Fideicomiso para Reconstrucción en Ciudad de México tiene a la fecha 180,8 millones de dólares, de los cuales 103,3 millones de dólares ya están comprometidos. En total, calculó que para la construcción se comprometerán alrededor de 361,6 millones de dólares.