Jovenel Moise, presidente de Haití, asesinado en su residencia
Jovenel Moise, presidente de Haití, asesinado en su residencia
AFP
4 Oct 2021 01:20 PM

Consejo de Seguridad de la ONU aprobó aplazamiento de elecciones en Haití

El presidente de Haití, Jovenel Moise, quien fue asesinado en julio, gobernaba por decreto.
Agencia
AFP

La mayoría de los miembros del Consejo de Seguridad aprobaron un aplazamiento de facto de las elecciones en Haití hasta el segundo semestre de 2022 como máximo, según la representante de la ONU en el país.

Recordando el acuerdo alcanzado el 11 de septiembre entre los partidos haitianos, Helen La Lime destacó en una reunión del Consejo que éste preveía la formación de un nuevo Consejo Electoral Provisional y la inclusión de la diáspora en el proceso político. "También prevé que las elecciones se celebren a más tardar en el segundo semestre de 2022", dijo.

El presidente de Haití, Jovenel Moise, asesinado en julio, gobernaba por decreto en un país sin parlamento desde hacía más de año y medio, por falta de elecciones organizadas.

A finales de septiembre, las autoridades haitianas anunciaron el aplazamiento indefinido de las elecciones presidenciales, las legislativas y el referéndum constitucional previstos entre noviembre y enero.

Además del asesinato de su presidente, Haití sufrió un terremoto a mediados de agosto y recientemente tuvo que acoger a miles de migrantes haitianos que fueron expulsados de Estados Unidos. 

A pesar de esta situación desfavorable, La Lime, una exembajadora de Estados Unidos, señaló puntos positivos como el "amplio consenso nacional sobre la necesidad de reformar la Constitución haitiana de 1987, una carta que se considera que contribuye a la recurrente inestabilidad política e institucional".

En nombre de Rusia, el embajador adjunto de la ONU, Dmitry Polyanskiy, deploró la "falta de autoridad estable" en Haití, pidió "un poder judicial eficaz" y dijo estar "consternado" por ver cómo el país se hunde en la pobreza extrema.

Cuando el diplomático ruso dijo que no entendía el deseo de Estados Unidos de enviar a los migrantes de vuelta a Haití en un momento tan complicado, la embajadora estadounidense ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, no dijo una palabra sobre el tema.

"Estados Unidos apoya un proceso inclusivo y paciente, que allane el camino a la democracia mediante elecciones libres y justas tan pronto como las condiciones lo permitan", dijo.

De su lado, China criticó los "derechos pisoteados" de los haitianos devueltos a su país y consideró que "la transición política debe avanzar urgentemente".

Consultado sobre estas críticas rusas y chinas a la lentitud del proceso político, el ministro de Relaciones Exteriores de Haití, Claude Joseph, declaró que la muerte del presidente Moise lo había "arruinado todo", en momentos en que su país estaba "en proceso de organizar las elecciones".

"Las elecciones se celebrarán lo antes posible, pero sin duda hay que organizar la infraestructura de seguridad" para que éstas "tengan lugar", dijo, sin ofrecer un plazo.

Fuente
AFP