Rescate de aves silvestres
Secretaría de Medio Ambiente de Bogotá
3 Jul 2020 06:03 PM

China se compromete a eliminar el sacrificio de aves vivas en los mercados

Se sospecha que un mercado que vendía animales vivos en la ciudad de Wuhan es el foco de la Covid-19.

China se comprometió a suprimir progresivamente el sacrificio y la venta de aves vivas, en los mercados de alimentos, medida saludada por defensores de derechos animales en el contexto de la pandemia de coronavirus.

Este anuncio fue hecho cuando China intensifica las inspecciones en los mercados al por mayor de alimentos y prohíbe la venta y el consumo de animales salvajes.

Se sospecha que un mercado que vendía animales vivos en la ciudad de Wuhan es el foco de la epidemia de la enfermedad Covid-19. Y la reciente reaparición del virus en Pekín fue atribuido a un importante mercado agrícola al por mayor en la capital china.

Lea más: Canadá suspende tratado de extradición con Hong Kong por ley china de seguridad

"China restringirá el comercio y el sacrificio de aves vivas, alentará el sacrificio masivo de aves vivas en lugares sometidos a ciertas condiciones y cerrará progresivamente los mercados de aves vivas", declaró Chen Xu, funcionario de la Administración nacional de regulación de mercados, en conferencia de prensa. 

Las aves vivas criadas en jaulas son abundantes en todo China en los mercados agrícolas al por mayor y en los mercados de productos frescos.

Las aves son por lo regular sacrificadas en el lugar mismo por los criadores, y los compradores pueden también hacerlo en sus casas, lo que garantiza para algunos la frescura máxima. Mariscos, anfibios y otros animales con frecuencia se venden en los mercados.

Le puede interesar: Corona parties: el reto de estudiantes para ver quién se contagia

Les científicos piensan que el agente patógeno responsable de la pandemia del coronavirus apareció en murciélagos antes de propagarse al hombre por medio de un animal aún desconocido.

Recientemente, el Ministerio de Agricultura de China anunció que los perros han dejado de ser considerados ganado y que, por tanto, se prohíbe su cría en las granjas para su consumo humano, una decisión celebrada por las organizaciones animalistas.