Luis Manuel Seijas- Jugador de Independiente Santa Fe
Foto RCN Radio- Inaldo Pérez

"Refugiado", el insulto que más le ha dolido a Seijas ante migración de venezolanos

El jugador de Independiente Santa Fe agradeció a las autoridades colombianas por ayudar a sus compatriotas que deciden salir de Venezuela.

El volante Luis Manuel Seijas, de 32 años, no está alejado de la problemática de sus compatriotas que hace meses comenzaron una travesía para salir de Venezuela. Como él, muchos encontraron refugio en Colombia, un país que le abrió las puertas desde 2008 cuando llegó por primera vez al equipo Independiente Santa Fe, en Bogotá. 

El jugador 'cardenal', quien regresó este año al equipo capitalino, hace parte de un grupo grande de venezolanos que pudieron construir unas nuevas bases en Colombia y han tenido que vivir "en la piel del otro" la masiva llegada de compatriotas a nuestro país.

En contexto: Venezolano deja atrás el periodismo para encontrar en un taxi su nueva vida

“Uno se pone en la piel del otro y no me quiero ni imaginar lo difícil que ha sido y lo difícil que es, dentro de Venezuela, tomar la decisión de irse”, dice el jugador quien después de su regreso de Brasil ha visto en las calles, en los parques y en los semáforos la triste realidad de los que llegan buscando un nuevo futuro.

El volante Luis Manuel Seijas no está alejado de la problemática de sus compatriotas que hace meses comenzaron una travesía para salir de Venezuela. Como él, muchos encontraron refugio en Colombia, un país que le abrió las puertas desde 2008 cuando llegó por primera vez al conjunto 'cardenal'.

Sin embargo, ante el fenómeno migratorio de venezolanos que ha tenido un alza importante en los últimos meses, Luis Manuel habló de la relación con su profesión, de la cantidad y calidad de insultos que ahora recibe y que, además, tomó un tinte xenófobo a partir del flujo de coterráneos que hoy en día están en Colombia.

“Ningún hincha de Millonarios me quiere y es normal, pero sí los insultos han cambiado de temas con lo que hago, cómo juego a temas con la nacionalidad. El insulto más común es el de ‘veneco muerto de hambre’, "refugiado"; y ese sí me asombró porque si bien está mal decirlo, es triste que la situación de mi país haya llegado a tal punto, que mis compatriotas tengan que salir caminando”, explicó el jugador.

De la preocupación por las condiciones en las que están llegando a Colombia sus compatriotas, Seijas habló de lo que más le aterra de esta situación, Además, aseguró que no sabe si él hubiera tenido el valor para hacer todo lo que están haciendo los demás venezolanos que han tenido que dormir en la calle.

Lea también: Éxodo de venezolanos, el peor del hemisferio

A mí me dan tristeza los niños, porque en ese ínterin pierden su infancia, una infancia que tiene que estar llena de eso, de colores. Eso es lo que más me duele, uno siendo padre realmente ve las cosas es en eso y entiendo también que los papás de esas criaturas salen de Venezuela es por ellos”, explicaba con llanto el jugador que tiene dos hijas menores de edad.

De su historia propia y de lo que más extraña de su país, Luis Manuel habla de la playa de su familia, de sus amigos y de lo difícil que se convirtió poder estar en su natal Valencia, ciudad que lo vio nacer y que hace más de cinco años no puede visitar.

“Uno extraña obviamente el lugar y donde uno creció, pero hoy yo no puedo ir a Valencia porque no encuentro nada de eso, ni de mi gente, ni de mis amigos, ni de lo que viví, entonces realmente uno extraña es todo ese conjunto que hoy en día nada te lo da”, dice, terminando con un suspiro de resignación.

Luis Manuel Seijas- Jugador de Independiente Santa Fe
Foto tomada de www.independientesantafe.com

Luis Manuel, quien después de salir de su país solo iba cuando estaba convocado por el equipo nacional, aseguró que hace tres años no va y que pasará mucho tiempo antes que él regrese, ya que le preocupa el tema sanitario de Venezuela y sus hijas, que son menores de edad, por lo que visitar a sus papás-que son los únicos familiares en la nación- se convirtió en un imposible.

"El tema de las niñas para mí y para mi esposa es un tema bien delicado (...) porque también esto es cuestión de recursos y de tener la oportunidad de no tener que ir a Venezuela, pues si llegara a pasar algo con mis hijas no me lo perdonaría", puntualizó el deportista.

Le puede interesar: En jaque Gobiernos de América Latina por éxodo de venezolanos

El gesto de su cara y lo arrugado que está su corazón es algo que se nota a simple vista cuando habla de los venezolanos; sin embargo, Luis Manuel invita a sus compatriotas a no desfallacer y a seguir luchado por un futuro mejor. 

El número 20 de Independiente Santa Fe, quien lleva los colores de la ‘vinotinto’ en el corazón, sueña ver a Venezuela como en sus mejores años y espera que se de marcha atrás a esta crisis humanitaria, que aunque muchos quieren demeritar es una realidad latente que deberá frenarse lo antes posible.

 

Por Carolina Castellanos

Fuente
Sistema Integrado de Información