milolulo.jpg
Alejandro Benítez con Milo / Foto publicada por Wilfredo Romani
25 Jul 2017 01:02 PM

Futbolista anunció su retiro para donar su hígado y salvar a su sobrino

Alejandro Benítez, más conocido como Lulo, se sometió al tratamiento para ayudar a Milo.
La
Fm

Alejandro Benítez, más conocido como Lulo, delantero de Central Larroque, tercera división de Argentina, anunció el fin de su carrera como futbolista para poder donarle el hígado a su sobrino y así salvarle la vida.

Benítez informó que su hermana mayor Natalia, quien está casada con Wilfredo Romani, tuvieron un pequeño, de nombre Milo, que sufre serios problemas de salud.

"Apenas nació, los médicos notaron que algo no iba bien. Y al poco tiempo comprobaron que tenía una obstrucción de los conductos que transportan la bilis desde el hígado hasta la vesícula. Es por eso que el único camino para salvarlo era realizarle un trasplante", informó El Clarín de Argentina.

En primera instancia pensaron en Natalia como donante, pero no fue posible puesto que había sido operada del corazón. "Cuando me lo dijeron ni lo dudé. Tenía claro que debía abandonar el fútbol. Pero no me importó. Es más, jamás me voy a arrepentir de lo que hice", le dijo Benítez al medio argentino en mención desde el hospital Austral, donde fue intervenido. "Es un acto de amor. Si se entera será porque alguien más le contó. Creo que es lo que cualquiera haría por un ser querido", agregó.

La intervención duró siete horas para el ahora exfutbolista y 12 para el bebé Milo. Hoy, ambos están bien de salud.

Desde su cuenta en Instagram, el padre del pequeño le dedicó este escrito:

No soy de escribir por este medio a excepción de situaciones que lo ameritan,pero me han enseñado entre otros valores a ser agradecido. La vida nos a puestodos en estos últimos años frente a diferentes batallas las cuales hemos afrontado bajo el lema unión y amor. Primero Benjamín, batalla que afrontamos juntos Unidos en familia. Luego nos enteramos de la enfermedad de Milo, lo cual nos ha llevado todo este tiempo batallando juntos, unidos y con mucho amor de familia.

Complicaciones tras complicaciones. Paso a paso. Juntos Unidos. En el camino uno de nuestros pilares abandonó este mundo para unirse ese otro que nos hace falta desde hace ya varios años cachetazo al alma, pero se unieron a hacer de guardianes de nuestros guerreros. Este jueves la unión familiar volvió a sentirse. Larroque entera también rezaba por Milo y en una actitud de gran heroe Lulo donó parte de su hígado para que pueda vivir mi hijo. Su acto de amor familiar sobrepasó los niveles de valentía, enteresa y entrega hacia su sobrino, sin importarle los costos costos que estos traían de manera temporaria para su calidad de vida.

Amor. Unión. Familia son la clave. Para ir terminando. Agradecer a todos los que nos vancaron en todo momento con su presencia o a través de llamados o SMS. En primer lugar a Lulo, a toda la familia, bisabuelos, abuelos, hermanos, sobrinos, tíos...Caro querida ya Cómo parte de mi familia. A todos nuestros amigos y compañeros de trabajo . A Félix Corto por su acompañamiento. Leo Hassel y familia al cual innumerables veces le rompimos los quinotos. A todos los que nos hicieron llegar sus oraciones y bendiciones.

Lulo ya está de alta, mejorando de sus dolores propios de la cirugía, es un grande. Milo sigue mejorando día a día en su evolución por cirugía y funcionamiento hepático ya en sala intermedia. Espero estemos todos juntos pronto por los pagos para seguir disfrutando de la unión familiar, que es lo que nos mantiene siempre en pie. Gracias.