Paulo Autuori, en la mira de los hinchas de Atlético Nacional.
Paulo Autuori, en la mira de los hinchas de Atlético Nacional.
Colprensa
24 Mayo 2019 07:53 AM

Paulo Autuori renunció a Atlético Nacional

El técnico brasileño dio un paso al costado tras la goleada que sufrió el equipo verdolaga ante Fluminense.
Edward
Edward
Castro
@EdwardCastroV

Atlético Nacional informó que Paulo Autuori dejó de ser el técnico del equipo tras la goleada que sufrió el equipo ante Fluminense en Copa Sudamericana (4-1).

Atlético Nacional informa que el profesor Paulo Autuori renunció a su cargo como entrenador del equipo profesional”, señaló en primera medida la institución antioqueña a través de su comunicado oficial. 

En contexto: Atlético Nacional, humillado por Fluminense en la Copa Sudamericana

Posteriormente, designaron un entrenador encargado para los próximos compromisos de Nacional en lo que le resta de la Liga Águila y la Copa Sudamericana: “El próximo partido contra Deportivo Cali, el domingo por la cuarta de la fecha de los cuadrangulares de la Liga, será dirigido por el entrenador Alejandro Restrepo y su asistente técnico, Nicolás Herazo”. 

Lea también: Paulo Autuori había sido ratificado como técnico de Atlético Nacional hace tres días.

 Y finalizaron el comunicado extendiendo un mensaje de fraternidad al saliente estratega brasilero: “Al profesor Paulo Autuori le agradecemos por su trabajo y su calidad humana durante estos meses en la institución Verdolaga y le deseamos los mejores éxitos en su futuro”. 

El trasegar de Paulo Autuori en Atlético Nacional estuvo marcado por la sorpresiva llegada a finales de 2018 luego de que el estrega Hernán Darío Herrera haya obtenido la Copa Águila. De inmediato, el ‘verdolaga’ fue eliminado de la segunda Liga Águila del 2018 y empezó el proceso en 2019 con algunas dudas, además de la dificultad para fichar jugadores. 

Lea también: Las veces que han goleado a Nacional a nivel internacional

En la presente temporada, fue eliminado en la fase previa de la Copa Libertadores ante Libertad de Paraguay; mientras que en el rentado local sufrió más de la cuenta para clasificar al grupo de los 8 y en los cuadrangulares resignó sus posibilidades en tan solo tres jornadas. De esa forma, la goleada recibida en la segunda fase de la Copa Sudamericana fue la ‘gota que rebosó el vaso’.