Sergio el 'Kun' Agüero
Sergio el 'Kun' Agüero, delantero del Manchester City
AFP
5 Ago 2018 10:54 AM

Mánchester City, campeón de la Community Shield

El equipo de 'Pep' Guardiola ganó la Supercopa de Inglaterra ante el Chelsea.
David Fernando Rocha
David Fernando
Rocha

En el partido donde el argentino Sergio 'Kun' Agüero marcó su gol 200 y 201 con la camiseta del Manchester City, el equipo de 'Pep´ logró ganarle 2-0 al Chelsea y coronarse así campeón de la Community Shield (Supercopa de Inglaterra) en el mítico estadio de Wembley.

Agüero, de 30 años, ha disputado 293 encuentros con los 'Citizens' desde verano de 2011, cuando llegó al equipo azul de Manchester procedente del Atlético de Madrid por 38 millones de libras (45 millones de euros).

El 'Kun' es el primer futbolista en la historia del City en alcanzar los 200 goles. De esos 200 tantos, 146 han sido con el pie derecho, 35 con el izquierdo y 19 con la cabeza.

Entre tanto, el Mánchester City se adjudicó el primer trofeo de la temporada 2018-2019 al imponerse en la Community Shield a una semana de comenzar la defensa del título de la Premier League.

El equipo que entrena Pep Guardiola logra por quinta vez (tras 1937, 1968, 1972 y 2012) un trofeo que enfrenta anualmente a los ganadores de la liga y de la copa inglesa y sucede en el palmarés al Arsenal, que hace un año se impuso también al Chelsea en los penales.

Para esta primera gran cita de la temporada en Inglaterra, los dos equipos presentaron unos once iniciales que quizá no se correspondan finalmente con las formaciones habituales en el resto de la temporada, debido a que muchos de los internacionales que participaron en el Mundial de Rusia-2018 se incorporaron a los entrenamientos recientemente o lo harán en los próximos días.

El que no faltó a la cita fue el 'Kun' Agüero, que con sus dos goles sigue ampliando su leyenda en el City.

El primero lo logró a los 13 minutos, con un disparo seco desde la frontal del área pegado al palo izquierdo del arco defendido por su compatriota Willy Caballero.

Ya en la segunda parte, y poco después de haber fallado otra clara ocasión prácticamente a puerta vacía, el goleador argentino aprovechó un pase preciso del portugués Bernardo Silva para plantarse solo ante Caballero y batirlo al primer toque.