Nairo Quintana escalando en el Tour de Francia
Nairo Quintana escalando en el Tour de Francia
Foto de AFP
27 Jul 2018 08:10 AM

La escalada de Nairo Quintana en el Tour, vivida desde el lente aficionado

Un grupo de colombianos compartió un video en el que se ve a Nairo luchando para subir la etapa de Saint Lary Soulan, que ganó.
Steven
Stiven
López
@StivenMorrison

En el marco del Tour de Francia 2018, que no ha sido el mejor para los colombianos, han sido muchos los que han criticado a Nairo Quintana por tardar en sus ataques y porque, a diferencia de pasadas oportunidades, su condición en la general no ha sido tan buena. Pero, ¿es justo cuestionar al de Cómbita?

De hecho, el mismo Nairo, al ganar el pasado 25 de julio la etapa 17 y descontar en la clasificación general, manifestó que, pese a que no tenía las mejores sensaciones, ha salido "como un león. En días atrás no había tenido buenas sensaciones, no me había sentido muy bien. Tengo buen cuerpo para lo que queda de Tour. Como siempre lo he dicho, sigo creyendo".

Y es que en este escenario algunos seguidores de la carrera desde el televisor llegan a lanzar en las redes sociales cuestionamientos contra el pedalista boyacense, que sin duda alguna hace un esfuerzo sobrehumano para mantenerse a la altura de las circunstancias y competir contra los que, en el papel, parecen ser los favoritos de esta 'grande'; Nairo le sigue el paso a ciclistas como Geraint Thomas, Tom Dumoulin o Christopher Froome.

Pero hay otra cara en la carrera, la de los aficionados que logran llegar hasta los lugares donde se desarrolla la competencia para apoyar a los escarabajos. Es el caso de un grupo de colombianos que, justo en el día en que Nairo ganó su etapa, esperaron su escalada y vivieron por algunos segundos el momento de tenacidad de su compatriota dejando en alto la bandera del país.

"¡Nairo, Nairo! ¡Vamos Nairo, vamos!", se escucha en este video que se ha compartido en redes sociales, en el que con gritos de alegría este grupo de colombianos registró que, además, no es para nada fácil mantenerse en la escalada de alta competencia.

Quintana atacó al inicio del ascenso del último de los tres puertos en esta condensada etapa de montaña, de apenas 65 km. Movistar, el equipo de Nairo, lo había intentado, con una táctica agresiva, primero con Alejandro Valverde, que se lanzó en un grupo de una veintena de escapados, en busca del estonio Tanel Kangert (Astana), que se había fugado en el primer kilómetro, y aguantó hasta el inicio de la subida al Col du Portet, último puerto.

Nairo había tenido un susto al inicio de la etapa, cuando tuvo que cambiar dos veces su rueda delantera en el ascenso de los tres puertos de la jornada, el puerto de Peyragudes, de primera categoría. Pero con la ayuda de Andrey Amador e Imanol Erviti, pudo conectar con el grupo de favoritos, dejando pasar el segundo puerto de la jornada, el Col de Val Louron Azet, para esperar a atacar en el puerto final.

"Sabíamos que era una etapa de escaladores puros y así ha sido y así lo hemos demostrado. En mi corazón siento el apoyo de los colombianos, en la carretera, en cada sitio donde está (...) ha sido grandioso", dijo Nairo ese día.

Así las cosas, ¿es justo cuestionar a 'Nairoman'?