Oso Chucho
Oso Chucho
Foto: Zoológico de Barranquilla
23 Ene 2020 07:09 PM

Zoológico de Barranquilla celebra fallo de la Corte sobre el oso Chucho

"Sabemos que un animal bajo cuidados humanos no podía ser liberado", dice la directora del zoológico.
Tatiana Andrea
Roenes Cadena
@tatianarohenes

Con una votación de siete contra dos, la Corte Constitucional decidió que el oso Chucho permanecerá en el Zoológico de Barranquilla, al considerar que el hábeas corpus no es la acción para proteger a este animal. 

Ante esta determinación, la directora ejecutiva de la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla, Farah Ajami, afirmó que la Corte decidió a favor del bienestar de este oso de anteojos.

Vea también: Animales no son sujetos de derechos: Corte Constitucional

"Respaldamos totalmente este fallo. Estamos contentos y tranquilos de que la Corte haya decidido a favor del bienestar de este ejemplar. Estábamos preocupados por su futuro porque sabemos que un animal bajo cuidados humanos no podía ser liberado", afirmó Ajami.

El zoológico afirmó que al oso Chucho se le están brindando todas las condiciones para garantizar su bienestar. Adicionalmente, se dio a conocer que se encuentra estable afectivamente, pues convive con una hembra de su misma especie en este lugar. 

"Este animal es monitoreado de forma frecuente y estamos al tanto de su salud. Además, interactúa con una hembra de su especie con la que comparte el hábitat", detalló la directora ejecutiva del zoológico. 

Hay que recordar que el oso Chucho nació en cautiverio en Nariño y tiempo después fue llevado a una reserva en Manizales, donde no le habrían prestado las condiciones adecuadas para su bienestar.

Posteriormente, fue trasladado al Zoológico de Barranquilla y allí el abogado Luis Domingo Gómez pidió su libertad mediante un hábeas corpus, pues consideró que el oso de anteojos no estaba en las condiciones ideales para su especie

Lea además: Vigilantes de Uniautónoma impiden ingreso de directivos a la institución

El caso escaló hasta la Corte Constitucional y se dispuso una audiencia pública el pasado 8 de agosto, con el fin de que los expertos en este tema pudieran dar su punto de vista.

Los biólogos determinaron que liberar al oso sería arriesgado, debido a que estaría sometido a unas situaciones a las que no estaría preparado, pues toda su vida ha estado en cautiverio. 

Este jueves se concluyó que el hábeas corpus no es la acción para que el oso Chucho sea protegido.