Cartagena
Colprensa
18 Jun 2018 10:31 PM

A turistas de Cartagena les cobraron $100.000 por cuatro cervezas

Autoridades anuncian que tomarán medidas frente a los cobros abusivos.
Carlos Andrés
García
@AndresGarciacar

Una pareja estadounidense que visitaba a varios familiares en Islas del Rosario, cerca a Cartagena, denunció que por cuatro cervezas y el alquiler de dos sillas les cobraron $100.000 pesos.

Carlos Mieles, alcalde de la localidad histórica y del Caribe Norte, rechazó este tipo de comportamientos que afectan al turismo y anunció que en los próximos días se estará expidiendo un decreto con el que se regularán los precios de productos y servicios relacionados con el turismo que se ofrecen en las playas, tanto en las islas como en la ciudad.

"Con la secretaría del Interior, venimos trabajos un Decreto que permita unificar el valor de los productos y servicios que se comercializan en la zona insular y continental de la ciudad, en esquema de actividades de turismo. En eso venimos trabajando desde hace una semana para tener unos precios unificados y no se de esos cobros por parte de inescrupulosos", expresó.

Dijo que la medida que se adoptará será tras una concertación al tiempo que esta buscará hacerle frente a la informalidad. "En aras de que no se presente de competencia en la presentación de los productos y servicios, estamos tratando de que con ellos, porque estamos haciendo unas mesas de trabajo, nos permitan unificar los valores de manera concertada", indicó.

Daniel Orozco, director de la Red Nacional de Protección al Consumidor, dijo que este tipo de situaciones deben ser denunciadas por la ciudadanía para que las autoridades puedan tomar las medidas del caso.

"En Cartagena se encuentra la Casa del Consumidor, sea formal o informal, la gente pueda presentar sus quejas y demanda, cuando sienta vulnerado sus derechos como consumidores. La Superintendencia necesita es una identificación de estos  presuntos operadores turísticos que vulneran los derechos del consumidor", apuntó.

Este incidente se suma al que vivieron un par de turistas chilenas cuando se encontraban disfrutando de las playas en Bocagrande, a las cuales, tras aceptar una “pruebita” ofrecida por una masajita, terminaron pagando $450.000.

Fuente
RCN Radio