Aparente estafa en restaurante vía La Calera
Aparente estafa en restaurante vía La Calera
Tomada de redes sociales
28 Dic 2020 12:36 PM

Joven dice que restaurante cobró $500.000 de más; dueño lo desmiente

El dueño del restaurante dice que esto es falso y que los clientes, incluso, fueron irrespetuosos con los meseros.
Miguel Valencia
Miguel Ángel
Valencia González
@MiguelValenciaf

Este domingo un ciudadano identificado como Sebastián Cortés dijo, a través de redes sociales, que les cobraron $500.000 de más en una factura del restaurante ‘Sabor de mi Negra’, en la vía La Calera.

“Fuimos un grupo de 25 personas y cuando nos llevaron la cuenta nos habían cobrado $500.000 de más, hicimos el reclamo y dijeron que se habían equivocado en un 0,  revisamos nuevamente la factura y nos cobraron 5 platos de más. Nuevamente se habían equivocado... Pedimos 27 cervezas y nos cobraron 38, pedimos 9 helados y nos cobraron 14, de la factura inicial de $1.450.000 bajó a $935.000 y la última donde cobraron lo de las cervezas y los helados bajo a $835.000”, afirmó.

Lea también: Conductora que invadió ciclovía en Medellín manejaba borracha

Sin embargo, Edwin Barriga, propietario del restaurante, desmiente esas afirmaciones y, aunque reconoce que sí hubo un error en la factura, asegura este se enmendó. Afirma que el inconveniente se presentó con una adición de papas: "Había unas papas adicionales que se les iba a cobrar, porque el plato venía con papa salada, y ellos lo pidieron que saliera con papa francesa. Ellos nunca rechazaron el plato. Ellos se lo comieron y el consumo fue total. Entonces, esas porciones adicionales de papa francesa tenían un costo de 4.000 (pesos). Cuando revisamos el tema, les dije yo a ellos: 'Bueno, como ustedes dicen que no, vamos a cobrar en 2.000 pesos la adición de las papas'. Eran 22 papas, daban 44.000 pesos".

"Cuando yo facturé, se me fue un cero de más en los 44.000 pesos. Nos dimos cuenta del inconveniente con Sebastián y la otra chica que estaba con él y lo que les dije es: 'Listo, discúlpenme, se me presentó el error a mí porque yo tengo que facturar manualmente eso en el sistema, entonces, lo que vamos a hacer es que le voy a exonerar ese cobro. No les voy a cobrar las adiciones de las 22 personas, de papas, pero sí vamos a dejar las tres iniciales que habían pedido', que son los 12.000 pesos que encuentras en la factura que se les envió", dijo Barriga consultado por La FM.

Esta es la factura a la que se refiere el dueño del restaurante:

Factura
Foto: Cortesía Edwin Barriga
Factura

Respecto a las supuestas cervezas y los supuestos helados cobrados de más, Barriga sostiene que ese consumo sí hizo parte de todo lo que pidieron: "El esposo de la cumpleañera dio carta abierta para que todos los niños comieran helados. Entonces, se abrió nevera y de los 15 niñitos que había 14 fueron los que tomaron los helados. Y ellos mencionaron que no, que eran nueve, cuando ellos nunca se dieron cuenta de que el señor, el que te menciono, fue el que se dio cuenta de todos los helados que sacaron, y eso fue lo que se facturó".

"Pasa lo mismo con las cervezas. Ellos dicen que no, que fueron 27 y se les cobraron 38. Tampoco es verdad, porque la petaca de cerveza se sacó y se les mostró las botellas donde efectivamente habían hecho consumo. Lo que nosotros nos encontramos fue que, cuando ellos salieron, alrededor de la cabaña donde ellos estaban habían escondido botellas del consumo que hicieron de las cervezas", añadió Barriga.

Lea también: Así funciona el 'pico y cédula' de este lunes en Cali

De otro lado, en la publicación de redes sociales, Sebastián Cortés asegura que los del restaurante "se pusieron violentos" y amenazaron "con traer perros y llamar a la policía".

Barriga, por su parte, sostiene que los violentos fueron los clientes: "Cuando uno de los chicos que están en la camioneta blanca, en una van, empieza a amenazarme y a decirme que me va a matar, que nos vamos a ver en algún momento, que me va a encontrar (...), empiezan a lanzar comentarios soeces hacia las personas que estaban conmigo: 'venecos rateros, toca matarlos'... o sea, de todo tipo de comentario".

Según el dueño del restaurante, eso no aparece en el video publicado por Cortés, pues la grabación se hizo después. Lo que sí aparece es la parte en la que uno hombre les dice a los acompañantes del cliente: "Cuando vienen a comer y no tienen para pagar un plato mayor de 25.000 pesos: pa' Soacha".

Al respecto, Barriga dice que, en efecto, los de ese comentario son personas que trabajan con él: "Entonces, obviamente, las personas que trabajan conmigo reaccionaron de manera natural a los comentarios y a lo que ellos empezaron hacer, y es eso lo que se muestra en la parte del video, que, acomodada a la versión de ellos, montaron y tienen actualmente dentro de su defensa como tal. Pero el pago y lo que se supone, se asume, que ellos pagaron adicional nunca pasó. El cobro fue lo que efectivamente ellos generaron".

Y sobre la advertencia de llamar a la Policía, el dueño del restaurante indicó que les dijo: "Si ustedes están en desacuerdo con el precio, pues llamemos a la Policía y que la Policía revise la factura".

Sin embargo, según Barriga, Cortés y los acompañantes no aceptaron: "¿Por qué no quisieron llamar a la Policía? Porque como ellos habían consumido licor, consumieron unos cocteles y consumieron las cervezas, entonces los dos conductores que iban en la camioneta y en la camioneta negra habían ingerido licor. Entonces, donde hubiera llegado la Policía, nosotros hubiéramos pedido claramente que les hicieran una prueba de alcoholimetría e iba a salir que ellos habían consumido licor. Por eso no lo hicieron (...) y accedieron, al final, a pagar el valor de la cuenta".

Fuente
Sistema Integrado Digital