Saade Homicidio
Cortesía Prensa Mebar
8 Feb 2020 02:25 PM

Padre de Nancy Mestre inició recolecta de firmas para la extradición de Jaime Saade

Saade fue capturado a finales de enero del 2020 en Belo Horizonte, Brasil.

Más de 400 firmas se han recolectado para solicitar al gobierno nacional que pida a Brasil la extradición de Jaime Saade Cormane, asesino de Nancy Mariana Mestre, en hechos ocurridos el 1 de enero de 1994 en Barranquilla.

"Esto ha sido una iniciativa de una magnitud inmensa porque el dolor que ha causado la muerte de esta niña, y la forma como la mataron, es algo que causó un repudio inmenso", expresó Alfonso Ferro Bayona, quien está a cargo de la recolección de firmas.

Lea también: Soldado tailandés mató a 20 personas y mantiene rehenes en un centro comercial

La iniciativa ciudadana, liderada por el papá de la joven, Martín Mestre, busca que el mayor número de personas depositen su firma digital por whatsapp o Facebbok. 

"Comenzamos en el día de ayer y ya tenemos 450 firmas conseguidas. Al paso que vamos, yo creo que pasaremos un millón de firmas", dijo Ferro Bayona. 

Los líderes de la iniciativa advirtieron a las personas que van a depositar su firma, no dejarse estafar ya que ellos no están recolectando dinero por esta causa. 

"Simplemente tienen contestar a la iniciativa que hemos puesto por los diversos medios, whatsapp, facebook, internet, y eso lo hacen poniendo su nombre en la solicitud. No estamos pidiendo plata ni permitiremos que nadie vaya a recolectar dinero por esta causa, que es noble", manifestó el ciudadano. 

Después de estar 26 años prófugo de la justicia, Saade fue capturado a finales de enero del 2020 en Belo Horizonte, Brasil. En un principio las autoridades establecieron que para que Saade Cormane, de 57 años, llegue a Colombia, deberá surtir una serie de trámites que tardarían entre cinco o seis meses para ser extraditado. 

Le puede interesar: Guaidó solicita exhaustiva investigación sobre el viaje de Delcy Rodríguez a España

Sobre Saade existía una orden de captura con fines de extradición emitida por el Tribunal Federal Supremo. De igual forma, el condenado por la justicia colombiana tenía una notificación roja de la Interpol.