15 Abr 2016 09:19 PM

ONU: Investigación y condena de acciones en contra de líderes de DDHH en Colombia es casi nula

Así lo indicó Guillermo Fernández Maldonado, delegado de la ONU para los Derechos Humanos, en el marco de una audiencia pública citada por los congresistas del Polo Democrático, Iván Cepeda y Alirio Uribe.
El delegado de la ONU indicó que en el último informe presentado por la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas, al Consejo de Derechos Humanos, “observó que los grupos armados post desmovilizaciones  y actores conexos, socavan constantemente los derechos humanos y la seguridad ciudadana, la administración de la justicia y la construcción de la paz, incluyendo la restitución de tierras, la desarticulación de grupos que mantienen control sobre tierras despojadas a través del uso de la violencia y las amenazas constituye un desafío permanente para la paz”.
 
Fernández Maldonado, durante su intervención en el Congreso, ante la presencia de líderes sociales y de derechos humanos, aseguró que desde la perspectiva de las Naciones Unidas, el deber del Estado es el respeto por los derechos humanos y lo anterior se ve en la acción y en la omisión, e indicó que en reiteradas oportunidades se han señalado “situaciones en las cuales había presencia del Estado pero no se hizo nada”.
 
Así mismo, Fernández aseguró que si la prevención no se da, el paso siguiente es la investigación. En ese sentido admitió que al cruzar información que ellos poseen, sobre todo en el tema de acciones en contra de  defensores de derechos humanos y líderes sociales, “lo que hay como resultado es muy pobre, prácticamente no hay sentencias en estos casos, lo que alienta la repetición de estos hechos”.
 
El delegado de Naciones Unidas calificó entonces el paramilitarismo como un fenómeno grave en Colombia, que debe ser prioritario, que merece una política pública, un marco normativo adecuado y prioridad en la asignación de recursos”.
 
En consecuencia, según lo indicó Guillermo Fernández, la ONU recomendó en su último informe, que  de “cara  al  de proceso de paz, debe haber una reorganización de todos los recursos del estado, institucionales, financieros y de personal, para las prioridades que plantea la etapa de hoy y la etapa de post acuerdos”. 
Fuente
Sistema Integrado Digital