8 Feb 2016 08:38 AM

En LA F.m. hablamos con el ‘Diablo’

En diálogo con LA F.m., 'Víctor Damián Rozo', gestor del primer templo de adoración a Lucifer en Colombia, sostuvo que su "templo no es una iglesia".

Héctor Londoño Villegas, o 'Víctor Damián Rozo', como se hace llamar, afirmó que con su templo de adoración no le hace daño a nadie y que no es el único adorador de Lucifer, a quien llama "ángel de luz".

 

Escuche la entrevista con 'Víctor Damián Rozo':

 

 

Londoño es oriundo de Armenia y desde hace varios años se dedicó al espiritismo y a la lectura del tarot. 'Víctor Damián Rozo' describió cómo empezó a adorar a Lucifer y cómo renunció a Dios para promulgar su filosofía a través de las redes sociales.

 

El gestor del templo de adoración a Lucifer se refiere a sí mismo como 'luciferino' y destaca que desde hace mucho tiempo quería tener un sitio para rendir adoración a quien llama "ángel de luz".

 

A través de redes sociales, 'Rozo' promulgó su filosofía y los aportes de varias partes del mundo llegaron a para que pudiera formar la 'Asociación Semillas de Luz'.

 

Según 'Rozo', en Colombia existen cerca de 2.000 adoradores de Lucifer; sin embargo, destaca que no ven la doctrina como debe ser; "aquí hay más satanistas que luciferinos, hay personas que piensan que adorar a Lucifer significa sacrificar a personas y eso así no es". Es por esta razón que la asociación no recibe colombianos en sus filas.

 

Este hombre describe al diablo como un ser de luz, lleno de virtudes, que no ha hecho ningún mal. ‘Rozo' destacó en este punto que Lucifer es el mayor aliado de las religiones del mundo, porque sin él no habría a quien culpar de los males de la tierra.

 

Como adoradores de Lucifer, quienes pertenecen a la 'Asociación Semillas de Luz' no hacen nada diferente que las otras religiones, pues se basan en la adoración; la única diferencia es el dios a quien siguen.

 

Contrario a lo que muchos creen, en el Templo de Adoración a Lucifer no creen en el infierno, y la imagen que vende de él es una referencia histórica de su evolución.

 

Londoño Villegas sostiene que desde que el diablo llegó a su vida, su calidad de vida mejoró y que quienes creen que él está loco, pueden ver que no le ha hecho daño a nadie a pesar de la persecución y estigmatización de varios medios.

 

Por otro lado, se refiere a Jesucristo como el títere de Dios y que en su diálogo con el diablo pudo ver que Lucifer era el ángel más hermoso del paraíso. 

 

El gestor del templo de adoración afirmó, finalmente, que está agradecido con Lucifer, pues "se hizo expulsar del paraíso para que pudiéramos tener libertad". 

Fuente
Sistema Integrado Digital