Hospital San Francisco de Asís de Quibdó
Hospital San Francisco de Asís de Quibdó
Foto: Cortesía
18 Abr 2020 11:16 AM

Cierran algunos servicios del hospital de Quibdó tras confirmarse cinco nuevos casos de coronavirus

El centro asistencial solo atenderá algunas urgencias vitales.

Tras confirmarse cinco nuevos casos de COVID-19 en Chocó, las autoridades departamentales anunciaron el cierre de servicios del Hospital San Francisco de Asís, en Quibdó.

La Gobernación aseguró que el centro asistencial solamente atenderá urgencias vitales de las especialidades de ginecobstetricia  y cirugía general. Las demás urgencias del resto de especialidades deberán ser atendidas a través de la red prestadora de servicios de cada EPS.

Lea también: En lo corrido de 2020 van 86 muertes probables por dengue

Los servicios que requieren internación en la institución quedan en aislamiento preventivo. Además, el personal administrativo y asistencial quedó en aislamiento obligatorio, mientras que quienes hayan tenido contacto con los casos previamente diagnosticados tendrán que practicarse la muestra para COVID-19.

Según el último reporte del Ministerio de Salud, Chocó tiene en total seis casos de coronavirus, todas mujeres.

Toma de muestras en Riosucio

La Gobernación de Chocó anunció que junto a la Alcaldía de Riosucio y la IPS que opera en el territorio se adelanta una jornada de atención a las comunidades indígenas de Peñas Blancas, luego de conocerse que hay posibles casos de COVID-19.

La alerta la emitió la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), que advirtió que al menos 90 indígenas embera tienen síntomas de coronavirus. Además, denunció que una mujer de 60 años y dos bebés de 3 y 4 meses murieron luego de presentar síntomas relacionados con la pandemia.

Al respecto, las autoridades departamentales aseguraron que investigarán los fallecimientos y se tomarán muestras para COVID-19.

Le puede interesar: España supera las 20.000 muertes por COVID-19: sumó 565 en las últimas 24 hora

Entre tanto, la Onic detalló que las personas afectadas presentan síntomas como fiebre, tos seca, dolor de cabeza y en el cuerpo, y que, incluso, algunos niños sienten picazón constante en sus cuerpos.

Agregó que los habitantes de estas comunidades cuentan con escasos mecanismos de atención en salud y, además, tienen dificultades en el suministro de agua potable, eso sumado al confinamiento en el que viven a causa del conflicto armado, que ha dificultado la movilidad y el abastecimiento de alimentos y medicinas.

Fuente
Sistema Integrado de Información