Campesino hablando sobre los años de la guerra en el norte del Meta.
Campesino hablando sobre los años de la guerra en el norte del Meta.
Inaldo Pérez
6 Jul 2020 05:13 PM

Campesinos, soldados y Estado: El anhelado encuentro que esperaba el Meta

Muchas voces hablaron del conflicto armado en Colombia en una zona que fue el corazón de las Farc.
Miguel Valencia
Miguel Ángel
Valencia González
@MiguelValenciaf

Cuando usted sumerge su cuchara con avidez en un plato humeante de frijoles  o disfruta del sabor elástico de un buen queso derretido en agua de panela, quizás no tiene idea que del norte del Meta, cerca del municipio de Uribe, son originarios esos alimentos. Tal vez tampoco sepa que esa zona fue invisibilizada durante los 54 años de conflicto armado en el país al ser considerada la 'casa' y el centro de operaciones de las Farc. 

En el corazón de esas montañas, guerrilleros, campesinos, soldados y niños vieron el desmoronamiento de sus sueños, algo en lo que todos perdieron. En sus espaldas carga ese lastre histórico de unas consecuencias que el país aún busca comprender. Por esa razón, recientemente se hizo una reunión donde algunos de ellos pudieron mirarse a los ojos para hablar de las urgencias que se dan en la región y del sufrimiento de sus historias.

“Antes el Ejército llegaba y siempre era los atropellamientos contra uno. Que bueno que llegan ahora a saludarnos, como amigos, como personas, con una sonrisa, eso es un cambio ni el berraco y se siente uno como bien, se siente uno como si por fin fuera parte del país”, dijo el campesino Alberto González, en medio de la reunión.

Por su parte, el líder campesino Luis Salazar expresó: “Hemos sido marcados por el conflicto que se vivió en estas zonas, pero este momento es una oportunidad para mostrarle al mundo quienes somos, productores y trabajadores que sacamos bastantes toneladas de frijol, arveja y lácteos para el país”. 

"Esta reunión es muy importante y esperamos que se puedan hacer las reformas necesarias para que nuestra condición mejore, aquí la vida es muy dura y ustedes mismos lo pudieron comprobar. Dos campesinos murieron recientemente, uno que se ahogó por el río que queda por el Cañón del Duda y otro que por la falta de un hospital, se desangró", relató.

Lea también: La aterradora historia de un campesino del Meta que se desangró porque no había hospital

El Ejército

Algunos militares en la zona que hablaron con RCN Radio confirmaron que efectivamente había militares que se aprovechaban de la condición vulnerable de los campesinos en el norte del Meta. Sin embargo, recordaron que ellos también vienen de familias humildes y la dureza de la guerra terminó por dejarlos en un escenario donde ya nadie sabía quién era quién.

Lea también: "Madres traemos hijos al mundo para la guerra”: Doloroso relato de campesinas del Meta

La selva, el clima, el poder de tener un arma bajo el brazo, la carencia de un dulce, un cigarrillo (por el cual los militares pagan hasta por $20.000) o un tamal (pagado en la zona hasta en $50.000), sumado a los meses de recorrido por esos caminos de herradura, donde en cualquier momento un compañero terminaba perforado por un arma o partido en dos por una mina, eran los elementos de un desastre difícil de narrar.

El gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, que hizo presencia en la zona con todos sus secretarios de gobierno para buscar soluciones en la región, expresó que la zona tiene todo el potencial para ser un destino turístico importante en el mundo y dejar atrás su historia de sangre y dolor.

"Este es un pasado que nos duele, pero es nuestra historia y es nuestro pasado. Esta vida de confrontación y lucha se puede convertir en un gran futuro para nuestra región, porque el mundo pagaría por conocer las historias que hay en este corredor. Pero ante todo debemos lograr que esta historia no se repita", dijo.

Fuente
Sistema Integrado Digital