Pablo Escobar Gaviria, el capo que puso a llorar a Colombia
Pablo Escobar Gaviria
Colprensa
26 Ago 2020 11:10 AM

Aparece supuesto primogénito de Pablo Escobar y asegura conocer de una ‘jugosa’ caleta

El hombre dice que fue criado por un espía que lo rescató en medio de un tiroteo en Colombia.
Liliana Pinzón
Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong

 Tras más de dos décadas de la muerte del mayor capo del narcotráfico en el mundo, el nombre de Pablo Emilio Escobar Gaviria aún sigue siendo noticia por distintas situaciones que lo relacionan.

Recientemente el nombre de quien fue el fundador y jefe del cartel de Medellín volvió a sonar a nivel internacional, tras la aparición de quien sería su tercer hijo. Según la información, este sería el mayor de los descendientes del capo, quien habría nacido de una relación mucho antes de su matrimonio con Victoria Eugenia Henao, con quien tuvo a Juan Pablo y Manuela, los únicos hijos de este narcotraficante, conocidos hasta el momento.

Lea aquí: Hijo de Pablo Escobar revela foto recordando "lo más cerca que estuve de Chespirito"

Pues se trata de un hombre de 54 años, residente en el exterior y quien asegura que su padre es Pablo Emilio Escobar Gaviria; además señala que existen unos documentos que así lo certifican.

En una entrevista concedida a la BBC Mundo, este hombre, identificado como Phillip Patrick Witcomb, relata que fue en el año 1989 cuando supo de su verdadera identidad. Asegura que se encontraba viviendo en Mallorca (España) junto a su esposa e hijos cuando recibió una llamada de su padre, Patrick Witcomb, quien le pidió desplazarse a Madrid ya que tenía algo que contarle.

Al reunirse con su padre, según el relato, este le reveló que sus verdaderos progenitores eran de Colombia y le mostró unos documentos, entre los que apareció un acata que reflejaba su verdadero nombre, Roberto Sendoya Escobar, y el de sus padres biológicos, María Luisa Sendoya y Pablo Emilio Escobar Gaviria.

Asegura el hombre que su padre, quien trabajaba para el servicio secreto británico y se encontraba en una misión en Colombia, lo rescató luego de que su madre biológica muriera en medio de una balacera de la que Pablo Escobar logró huir. Posteriormente lo adoptó y le dio el nombre de Phillip Patrick Witcomb.

Lea además: Alias Popeye: las confesiones de sus asesinatos y atentados más atroces

Dice que vivió hasta los 9 años en Colombia, bajo los lujos que le ofrecía su familia de crianza, hasta que un día Escobar, quien ya se consolidaba como un narcotraficante con poder, se enteró que su hijo no había muerto en la balacera y comenzó a tratar de recuperarlo a través de intentos de secuestro. Según Phillip, esto llevó a que sus otros padres decidieran sacarlo del país, haciendo que el jefe del cartel de Medellín perdiera en ese entonces el rastro del niño.

Pero dice que durante varios años siguió viajando por temporadas a Colombia donde residían sus padres adoptivos, y asegura que en varias oportunidades vio a su padre (Pablo Escobar) tanto en Colombia como en España, ya que el agente que lo adoptó estaba en una supuesta misión secreta, en la que tuvo que involucrarse con estos grupos criminales.

Roberto, o Phillip, cuenta que nació cuando Pablo Escobar Gaviria tenía 16 años y su mamá, María Luisa, tan solo 14 años. Aunque tiempo más tarde el capo de la droga siguió su destino junto a Victoria Eugenia Henao, quien fue conocida como su única esposa, y nunca se habló de este otro presunto hijo, el hombre asegura que tuvo varios acercamientos con el narcotraficante.

Señala que su vida ha sido de película, por lo que decidió plasmar en un libro esta historia, en el que da detalles sobre la muerte de su madre y sobre los acercamientos que, asegura, tuvo con Pablo Escobar.

Lea también: La jugosa demanda que se traería entre manos el hermano de Pablo Escobar

La clave de la fortuna escondida 

En medio de las entrevistas que ha dado Phillip Patrick Witcomb, ha asegurado que conoce de una caleta que dejó el capo de Medellín y la cual sería descifrada a través de unos códigos.

Según cuenta, en una de las tantas charlas que tuvo con su padre adoptivo en las que hablaron sobre Pablo Escobar, el agente secreto le entregó unos papeles que contenían una serie de códigos, los cuales, al descifrarlos, lo llevarían a la fortuna perdida del narco.

“Hay cinco líneas de código en el pedazo de papel que me dejó mi padre”, asegura.

Dice además que este tesoro no ha perdido valor ya que no contiene dinero en efectivo sino que estaría compuesto de joyas, lingotes de oro, entre otros. 

Sin embargo, el hombre reconoce que dichos códigos no han podido ser descifrados, dice que ha avanzado, analizando los movimientos de su padre y otras pistas, pero que aún no tiene la clave para llegar a esta caleta. Pero asegura que, de llegar a lograr ubicarla, tomaría esta fortuna para reparar a las víctimas de Pablo Emilio Escobar Gaviria, a quien él mismo cataloga como “una de las personas más malvadas de la historia”.