Pipetas Oxigeno
Archivo
3 Feb 2021 10:00 PM

Distrito urge devolución de tanques de oxígeno por alta demanda de pacientes

Desde las autoridades de Bogotá hicieron un llamado a los pacientes que necesitaron ese elemento y a empresas proveedoras.

La Secretaría de Salud de Bogotá hizo un llamado a pacientes que usaron oxígeno y a las empresas proveedoras de ese elemento,  a que sean devueltos los tanques del mismo para así evitar que haya escasez en la atención de la pandemia de covid-19 en la ciudad.

Se tiene estimado que entre el 8% y el 10% del total de tanques usados no han sido devueltos y trascendió que actualmente están asignados más del 90%,  por lo que se hace necesario e urgente el retorno de estos, para quienes no necesiten estar en un hospital.

Lea también: Distrito y lo que debe pasar para utilizar El Campín en Copa América

Manuel González, subsecretario de Servicios de Salud y Aseguramiento de esa entidad, expuso que: "en este momento de atención estamos teniendo un alto requerimiento de oxígeno, bien sea institucional o domiciliario".

"Si bien en la ciudad hay suficiente insumo, estamos haciendo un llamado especial a aquellas instituciones para que cuando hagan ampliaciones en sus servicios que impliquen un requerimiento adicional lo informen oportunamente a los proveedores", añadió.

"Se espera que así se devuelvan todos aquellos equipos como concentradores o balas de oxígenos para que las retornen, si están sin uso, a los proveedores. Igualmente, el llamado a las familias para que lo regresen", sentenció el funcionario distrital.

Desde el distrito indicaron que cada equipo que es devuelto,  pasa por un estricto proceso de desinfección y limpieza para evitar cualquier foco de contagio entre los distintos pacientes que reciben esos elementos por su condición médica.

Lea también: Jardín Botánico de Bogotá reabre sus puertas sin pico y cédula

Las autoridades afirmaron que aunque ya se superó la segunda ola de contagio de coronavirus en la capital colombiana es necesario seguir con estrictas medidas de bioseguridad como el uso constante y permanente de tapabocas, el distanciamiento social y el lavado de manos.